El mayor sindicato de pilotos argentino no quiere vuelos del Boeing 737 MAX pese a la autorización de la autoridad aeronáutica

Mientras que la máxima autoridad jurídica y técnica de Argentina habilitó los vuelos con los Boeing 737 MAX, la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), sindicato que nuclea a los aviadores de Argentina, ratifica su posición de no aprobar los vuelos del Boeing 737 MAX, aunque la Administración Nacional de Aviación Civil de Argentina (ANAC) haya eliminado las restricciones para las operaciones comerciales en la Argentina tanto para Aerolíneas Argentinas como para cualquier otra empresa.

Las autoridades nacionales habían prohibido las operaciones comerciales del Boeing 737 MAX, como tantas naciones, en 2019.  Ahora,  la ANAC aprobó el retorno de las operaciones comerciales después de los estudios realizados por parte del equipo de las agencias de la FAA de Estados Unidos y otros organismos técnicos.

Pero los gremialistas  de APLA ratificaron su postura de no operar los Boeing 737 MAX solicitando  que se tomen más medidas que garanticen la seguridad de las tripulaciones y los pasajeros. “Reafirmando nuestro compromiso irrenunciable con la seguridad de las operaciones – dice el comunicado -, estamos siguiendo todas las etapas para garantizar la efectividad de las barreras de defensa y mitigaciones adoptadas respecto a los factores de riesgo que motivaron el presente mandato. Por ello, estamos en conversaciones con la compañía para articular un plan de actividad mínima e instrucción que brinde las garantías operativas necesarias para el retorno al servicio de los Boeing 737 MAX”.

APLA reclama que se brinde un plan de instrucción para operaciones aéreas de la línea MAX, de los cuales Aerolíneas Argentinas posee en su flota cinco maquinas, como único transportador del país con este tipo de jets.  Reclaman que este plan de instrucción emitido por la compañía Boeing y respaldado por la FAA sea analizado para establecer mejores niveles de seguridad para el modelo.

Vale recordar que el proceso de recertificación del Boeing 737 MAX por parte de la Federal Aviation Administration de Estados Unidos se completó el 18 de noviembre de 2020, quedando habilitado para las operaciones en su país, permitiendo acompañar nuevas medidas complementarias que otras agencias de aviación implementarán en sus respectivos naciones. Como saben nuestros lectores,  varias compañías de Latinoamérica y el Caribe, más  Aeroméxico, Cayman Airways, GOL  y Copa Airlines, que poseen en sus flotas este tipo de aeronaves, han restablecido con ellas las operaciones en toda su red de destinos. (Luis Piñeiro)

Relacionados