Simulacro de control del espacio aéreo ante un escenario de incidencias severas

Enaire, gestor español de la navegación aérea, ha realizado un simulacro en el Centro de Control de Sevilla para poner a prueba en tiempo real sus protocolos de actuación ante una contingencia de tipo catastrófico (incendio, terremoto, inundación, fallos técnicos muy graves, etc.), que obliga a trasladar la provisión de los servicios a otros emplazamientos. El simulacro, que se llevó a cabo en coordinación con el Ejército del Aire y el resto de centros de control aéreo nacionales y extranjeros, fue superado y corroboró así la continuidad de servicios como operador crítico de infraestructuras y de servicios en España.

Para afrontar situaciones de máxima gravedad (contingencia Tipo A), la gestora cuenta con centros de control de contingencia en apoyo de sus principales centros de control de tráfico aéreo, preparados para proporcionar los servicios de gestión de tránsito aéreo.

Estos centros disponen de sistemas de energía y comunicaciones diferenciados de las del centro de control. Ante una incidencia grave, pueden mantener la prestación del servicio con todas las funcionalidades de manera continuada, durante los días que sean necesarios, hasta solventar la incidencia y retomar la actividad desde el centro de control.

 El simulacro ha permitido medir los tiempos de respuesta y calibrar la disponibilidad de los servicios sin afectar a su continuidad, desarrollándose sin incidencias y de forma transparente para el tráfico aéreo. En todo momento se siguió el procedimiento preparado durante los meses previos y se cumplieron los protocolos COVID-19 en vigor.

Para Arsenio Fernández, director de la Región Sur de Enaire, “este simulacro demuestra, una vez más, nuestra capacidad para continuar con la prestación de servicios ante cualquier circunstancia, incluso cuando se producen catástrofes naturales”. Para el directivo, “las inversiones en digitalización y nuevas tecnologías de los últimos años se han puesto a prueba en un simulacro de contingencia que confirma la capacidad de resiliencia de ENAIRE ante cualquier suceso que pueda poner en peligro la prestación de los servicios de tránsito aéreo.”

Relacionados