Sepla espera que la adquisición de Air Europa por Iberia aporte certidumbre al sector y fortalezca la conectividad de España

IAG ha anunciado en la firma una modificación de los términos del acuerdo original de compra de Air Europa por parte del Grupo Iberia por una cantidad de 500 millones de euros (“equity value”), más la deuda asociada a esta empresa. Este “equity value” se pagará a los seis años del cierre de la adquisición. De esta manera, finaliza una operación que comenzó a fraguarse hace quince meses, en unas condiciones de mercado muy diferentes.

Sepla ha emitido un comunicado afirmando que acoge con confianza este anuncio, que consolida al aeropuerto de Madrid – Barajas como uno de los mayores hubs de Europa, potencia su proyección internacional y posibilita su desarrollo futuro en un contexto de creciente competencia y gran incertidumbre económica. El acuerdo de las dos compañías debe generar, además, una mayor influencia de España en el sector aéreo mundial y consolidar la aviación como motor económico y de bienestar social.

De acuerdo con la información remitida a la CNMV, la operación se encuentra pendiente de la negociación con la SEPI y la ratificación por parte de Bruselas y no afecta en el corto plazo a la caja de Iberia, un dato relevante que mantiene la estrategia puesta en marcha por IAG al inicio de la pandemia para todas las compañías del holding.

En este sentido, Sepla confía en que esta adquisición consagre al Grupo Iberia como una empresa referente en materia de sostenibilidad ambiental y social. Estos principios son la base para conseguir una agenda social para la aviación, en la línea de lo que piden todos los actores sociales del sector, y deben guiarla durante su recuperación los próximos años.

Relacionados