Conair compra 11 Q400 para convertirlos a la lucha contra incendios

Conair Group, que opera la flota de aviones de extinción de incendios de ala fija de propiedad privada más grande del mundo, compró 11 biturbohélices Bombardier Dash 8-400 (Q400) para convertirlos en cisternas, específicamente para extinción de incendios. Después de más de una década de investigación y desarrollo, la respuesta de esa empresa al futuro de esas tareas es el Q400AT, que lo define como más avanzado del mundo en la actualidad para esos fines. La compra marca la inversión más significativa que Conair ha hecho hasta la fecha para poner a punto una flota de aviones adicionales para combatir mejor los incendios forestales en los próximos años. Durante más de cincuenta años, esa firma ha avanzado para intentar liderar esa actividad, apoyando a agencias gubernamentales utilizando su versátil parque de 70 aeronaves.

Los aviones que se utilizan para combatir incendios forestales son a menudo modelos más antiguos y vuelan en entornos exigentes, lo que inevitablemente provoca la fatiga de los materiales. Además, las aeronaves diseñadas con estándares obsoletos conllevan un mayor riesgo de incidentes, reparaciones costosas, piezas de repuesto limitadas y, en última instancia, tiempo de inactividad para su labor. Presente así reemplazar su flota de aeronaves cisterna pesadas ​​. “Evaluamos 29 aviones antes de seleccionar el Q400 para modificarlo en una herramienta aérea de extinción de incendios. La opinión unánime de nuestros expertos en operaciones de vuelo fue que supera todos los criterios de rendimiento de la próxima generación, siendo una plataforma maniobrable y estable ”, dijo Jeff Berry, director de Desarrollo Comercial de Conair.

“El Q400AT es rápido, eficiente en el consumo de combustible y tácticamente flexible, operando tanto el ataque inicial como las acciones de apoyo sostenidas. El Q400 todavía está en producción y cuenta con un sólido apoyo del fabricante de equipos originales (OEM) De Havilland Aircraft of Canada, lo que garantiza la disponibilidad de piezas y servicio durante años. Estamos encantados de que Conair esté adquiriendo otros 11 aviones Dash 8 para respaldar el crecimiento de la flota cisterna aérea especializada de la compañía”, declaró Philippe Poutissou, vicepresidente de Marketing y ventas de De Havilland Aircraft of Canada, que prosiguió: “Los versátiles Dash 8 continúan siendo una plataforma ideal para operaciones de misiones especiales como extinción de incendios aéreos, búsqueda y rescate y evacuación médica”.

Conair ha estado modificando Q400 en aviones cisterna desde 2005, con los que ha realizado más de 8.000 horas con una disponibilidad de despacho del 98,5 por ciento. Su polivalente Q400MR y el k tienen un diseño similar y ambos cuentan con un tanque externo de 10.000 l.  Opera 4 Q400MR en Francia, con 4 más bajo pedido, y el primer Q400AT lo puso en operación en Queensland (Australia) en septiembre de 2020. En total compró 6 Q400 nuevos y 13 usados ​​dentro de los dos últimos años. «Esperamos fabricar el Q400 cisterna en Abbotsford (Columbia Británica)», comentó Barry Marsden, director ejecutivo de de De Havilland Aircraft of Canada. “Nos enorgullece que este fuselaje fabricado en Canadá, impulsado con motores de Pratt & Whitney fabricados en Canadá, sea modificado por nuestro equipo en Canadá». Los 11 Q400 se compraron a HEH Hamburger EmissionsHaus, a través de Skyworld Aviation y antes los empleó Flybe en el Reino Unido. Se entregarán a Conair a partir de este mes.

Fotografía: Q400AT.

Relacionados