Accidente mortal de un Boeing 737 en Indonesia

SONY DSC

El 9 de enero. un Boeing 737-524(WL) de Sriwijaya Air (matriculado como PK-CLC, con número de constructor 27323/2616, que hizo su primer vuelo el 13 de mayo de 1994), que despegó con 56 pasajeros (incluyendo 7 niños y 3 bebés) y 6 tripulantes del aeropuerto de Yakarta/”Soekarno-Hatta” con destino a de Pontianak desapareció sobre el mar y tras caer 3.000 m. en picado unos pocos minutos después de comenzado el vuelo. Se estrelló cerca de una de las islas Seribu, un archipiélago a 19 km. al Noreste de la costa de la capital y 7 km. al Norte de la costa en el Mar de Java. La meteorología en el aeropuerto de salida era mala, con lluvia fuerte y nubes bajas, debido a una tormenta en las proximidades, provocando un retraso en la salida.

Entre 1994 y 2010 operó para la estadounidense Continental y a partir de entonces con United, cuando se fusionó con esta, hasta que se entregó a la compañía indonesia el 15 de mayo de 2012. El anterior percance mortal de un 737-500 (de 8 células perdidas, 7 de las cuales en accidentes) se produjo el 14 de septiembre de 2008, con un ejemplar de la rusa Aeroflot; y de todas las versiones (habiéndose destruido 218 ejemplares, 199 de ellos en siniestros) de este birreactor el 5 de febrero de 2020, con un 737-86J(WJ) de la turca Pegasus Airlines.

El accidente vuelve a poner en la mira a Boeing, que nuevamente es protagonista de infortunio con uno de sus 737, tras la prohibición a volar impuesta por la las autoridades aeronáuticas mundiales hace dos años a su 737 MAX, tras los catástrofes de ejemplares de la también indonesia Lion Air el 29 de octubre 2018 (que fue el último accidente de un avión comercial en esa nación, falleciendo sus 189 ocupantes, país en el que se registran 153 siniestros aéreos, que provocaron 3.039 muertos) y Ethiopian Airlines en marzo 2019. El fabricante fue acusado de haber engañado a las autoridades en el proceso de certificación de esa versión y al final reconoció su responsabilidad y aceptó pagar más de 2.500 millones de dólares por saldar ciertas demandas. La compañía aceptó abonar en Estados Unidos una multa penal de 234 millones de dólares, así como 1.800 millones a sus clientes y 500 millones para un fondo destinado a indemnizar a los allegados de las víctimas de esos dos siniestros.

FOTO ADJUNTA: El Boeing 737-500 de Sriwijaya Air siniestrado.

Relacionados