IATA y su conferencia más difícil

Pocos pudieron soñar con un 2020 más complejo para el negocio aerocomercial. El vicepresidente de la IATA realizó la última conferencia de este año por zoom con periodistas especializados, entre ellos airline92.com. El objetivo del organismo internacional para el próximo 2021 es hacer entender a las administraciones que deben y se pueden reducir un poco las restricciones sanitarias para lograr que las aerolíneas no se sigan descapitalizando. Se cree que si persisten con duras medidas de claustro, muchas empresas podrán ir a la quiebra, además los gobiernos del continente no tienen medidas en conjunto, por ello la IATA promueve fuertemente  que las medidas y estándares de bioseguridad para todo el espectro aerocomercial, sea similar a nivel global.

En este mismo momento, diversos países del continente tienen comportamientos sanitarios disímiles por lo que se dificulta la recuperación del nivel de operación. Cada nación toma medidas más de una vez, sin consultar a nadie y eso golpea a la acción de las aerolíneas y a todo el negocio hotelero y de turismo.

Cerda mencionó que Latinoamérica es por lejos, el continente más dañado por las consecuencias de la pandemia planetaria, debido a las excesivas cuarentenas. Comentó que abril fue el mes más complejo, ya que hubo una paralización de casi 95% de las operaciones aéreas, al tiempo que el promedio mundial era del 80% . Antes las preguntas sobre cómo habían sido los planes de salvataje de los gobiernos latinoamericanos, el funcionario de la IATA mencionó que las ayudas mundiales a la aviación fueron cercanas a los 175 mil millones de dólares, cuando sólo un uno por ciento fue destinado a compañías latinoamericanas. Cerda también comentó que ante la obligatoriedad que tienen los viajeros de presentar un test negativo para poder volar, la organización ve a estos sistemas como seguros y eficientes , hay que eliminar cuarentenas y reabrir las fronteras cuanto antes.

Fiel a sus críticas que viene vertiendo, desde hace meses,  reiteró que los gobiernos del continente hacen poco para mejorar la situación del mundo de la aviación comercial, de la cual dependen miles de puestos de trabajo. Reducir cargas tributarias, facilitar el negocio al empresariado es la única solución para sortear esta crisis sin igual. (Luis Piñeiro)

Fotografía: Peter Cerda vicepresidente de IATA

Relacionados