Llegaron a Argentina las vacunas rusas

Un A330-200 de Aerolíneas Argentinas, que había partido desde Buenos Aires con tripulación reforzada de veinte personas (tres tripulaciones completas de pilotos , compuesta cada una de un comandante y dos primeros oficiales, con el agregado de un piloto sustituto, un despachante operativo, jefe de cabina y cinco azafatas), partió desde el lejano cono sur para buscar en Moscú una carga de 300.000 dosis de vacuna SPUTNIK V,  primera parte de una partida de veinte millones que deberán llegar en los próximos dos meses.

Despedido cual vuelo épico, denominado «Operación Moscú»,  por funcionarios del gobierno y en medio de numerosas dudas de aspecto sanitario, ya que la principal autoridad de salud nacional no había recibido, todavía, información médica y certificaciones por dicha vacuna desde el Kremlin. Las vacunas fueron embaladas en contenedores especiales entregados por la firma DHL que garantizan su conservación. Los mismos, denominados Thermocontainers se colocaron en los ocho  pallet de la aeronave. Cada uno de estos pallet contenía cajones que totalizaron un peso de 9408 kg declarados como carga total a transportar.

Llegada la vital carga al Aeropuerto Internacional de Ezeiza tras dieciocho horas de viaje,  fue recibida por los más altos funcionarios del Estado. Las dosis fueron descargadas en pista y transportadas por camión refrigerado a un depósito de la empresa Andreani, elegida para la distribución en todo el país. Las primeras dosis fueron entregadas en doce horas en el área metropolitana y en 24 horas a las capitales de provincias, bajo custodia celosa de las fuerzas de seguridad.

El objetivo inicial es inocular a todo el personal de salud (médicos y enfermeros), cuyo número total es de setecientas mil personas. Para el mes de enero próximo se espera la llegada de cinco millones de vacunas, teniendo el gobierno el objetivo de vacunar a quince millones de ciudadanos antes de que termine el mes de marzo. En este número está incluido todo el personal dedicado a la atención médica, los  docentes, los mayores de sesenta años, el personal militar y de seguridad, lo que implica aplicar cinco millones de dosis mensualmente.Ya es punto de discusión pública, como se transportaran  dichas vacunas y su costo, para la Casa Rosada será un desafío el hacer las cosas bien. (Luis Piñeiro)

Fotografía: El primer cargamento de las vacunas Sputnik V haran falta muchos vuelos mas.


La carencia de jets cargueros puros en la FAA y Aerolineas Argentinas es un deficit muy marcado del pais.


Llegaron trecientas mil vacunas el contrato es por veinte millones.

 

Relacionados