El nuevo Consejo de Administración de Air Europa después de salvarla el Gobierno

El nuevo Consejo de Administración de Air Europa Líneas Aéreas, Air Europa Holding y Aeronova ha quedado el 23 de diciembre formalmente constituido respetando lo establecido en el Acuerdo de Apoyo Financiero Público Temporal autorizado por el Consejo de Ministros el pasado 3 de noviembre, es decir, el salvamento que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) decidió a toda costa lanzar sobre esas empresas de Globalia para su supervivencia, considerándolas increíblemente estratégicas. A propuesta de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), se sientan en el nuevo Consejo como vocales José Ángel Partearroyo Martín, abogado, actual director de Participadas en el “holding” público, con amplia experiencia profesional también en la empresa privada; y Juan Manuel Bujía Lorenzo, ingeniero aeronáutico con una dilatada carrera en el sector y de gran prestigio y que entre 1991 y 1996 fue director general de Aviación Civil.

A propuesta de Globalia forman parte Juan José Hidalgo Acera, en calidad de presidente; el director general del Grupo y responsable Económico Financiero, Miguel Ángel Sánchez Jiménez, como vocal; y el director de Asesoría Jurídica, Ramiro Campos Gallego, como secretario. Sintomáticamente, no aparecen ninguno de los hijos ni hermanos de Hidalgo. Queda pendiente de nombrar, de común acuerdo entre SEPI y Air Europa, en una próxima reunión el futuro consejero delegado del Grupo, otro de los acuerdos contemplados en el marco del apoyo financiero decidido hace poco más de mes y medio. El apoyo asciende a 475 millones, encauzado a través de un préstamo participativo por importe de 240 millones de euros y un préstamo ordinario de 235 millones, para evitar el severo control de Bruselas sobre este tipo de ayudas, que obviamente distorsionan la competencia.

Ambos instrumentos están previstos en la Orden ministerial del pasado 23 de julio que publicó el acuerdo del Consejo de Ministros que establece el funcionamiento del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, dotado con 10.000 millones de euros, y del que las empresas de Hidalgo son de momento las únicas beneficiarias. Ambos préstamos están avalados por la dudosa garantía corporativa de Globalia, así como por el compromiso de constitución de hipoteca sobre las sedes del Grupo en Pozuelo y Palma de Mallorca, en un grupo empresarial cuya solvencia financiera hay demasiadas dudas. Los tipos de interés fijados para el préstamo participativo son los contemplados en el anexo del acuerdo del Consejo de Ministros de 21 de julio y en el Marco Temporal de la Comisión Europea.

Fotografia: Boeing 737-800 de Air Europa.

Relacionados