FedEx Express incorpora el primer avión carguero regional ATR específicamente diseñado para la compañía

FedEx Express ha recibido el primer avión carguero regional turbohélice construido específicamente para su flota tras la firma, en 2017, de un pedido de 30 aviones, con la opción de compra de otros 20. La aeronave llegará al aeropuerto de Shannon, Irlanda, y será operada por ASL Airlines Ireland, operador de los aviones ATR de FedEx desde el año 2000. Esta flota global permite a la compañía proporcionar servicios rápidos y económicos a pequeñas y medianas empresas de todo el mundo.

Muy eficiente en consumo de combustible, el turbohélice ATR es una opción generalizada entre los operadores de carga y de pasajeros. Además, ATR cuenta con una amplia experiencia en el mercado regional de cargueros. De hecho, actualmente hay en funcionamiento unos 130 aviones ATR convertidos en cargueros, que representan un tercio de la flota mundial de cargueros regionales, y este nuevo ATR 72- 600F incorpora los beneficios de toda esta experiencia previa para proporcionar a FedEx un avión de carga que se ajuste a los requisitos necesarios. Con un mercado en cambio constante y con un aumento del comercio electrónico, el avión ATR es perfectamente adecuado para conectar comunidades y economías de todo el mundo.

En este sentido, las operaciones de FedEx Express pueden beneficiarse ahora de las ventajas únicas que ofrece la capacidad de carga de 75m3 del ATR 72-600F. El fuselaje de este carguero especialmente construido cuenta con un diseño limpio, optimizado para la carga, y ha sido entregado por el fabricante italiano de turbopropulsores Leonardo, desde sus instalaciones en Nápoles. La gran puerta de carga del avión facilita la carga óptima de nueve toneladas de carga útil, y ofrece la opción de transportar carga a granel o, cuando la puerta se encuentra en modo de dispositivo de carga unitaria (ULD), permite la entrada de cinco palés de 88″ x 108″ o hasta siete contenedores LD3. Además, los pilotos pueden beneficiarse también de la última actualización del equipo de aviónica Standard 3 en el ATR 72-600, que permite la introducción de continuas innovaciones en la cabina para mejorar la eficiencia.

Como parte del compromiso de FedEx Express con la circularidad, los dos aviones que están siendo reemplazados por los nuevos ATR serán donados al aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, donde serán utilizados para el entrenamiento de los servicios de bomberos. Se trata de los aviones 97 y 98 que FedEx dona al finalizar su servicio en la flota de la compañía. Esta nueva entrega es un movimiento alentador para la industria de la logística y la carga aérea, para determinar cómo poder seguir dando su apoyo a la economía en todo el mundo.

Relacionados