El Boeing 737 MAX vuelve a volar en Brasil

Con grandes expectativas sobre el regreso del Boeing 737 MAX en Brasil, Gol y Anac volaron ayer, 24 de noviembre, el primer vuelo para comprobar las nuevas actualizaciones implementadas en el modelo. La prueba debe permitir validar si los cambios incluidos en el amplio programa de revisión del diseño del avión cumplen con los requisitos exigidos por la agencia brasileña.

Gol originalmente tenía planes de volar el 28 de noviembre, con el número de registro PR-XMA, seguido de PR-XMB, respectivamente el primer y segundo 737 MAX 8 recibido por la compañía. Los otros dos aviones, XMC y XMD, volarían a mediados de diciembre. Con solo siete aviones de este modelo en su flota, Gol es la única compañía en Brasil que opera MAX, que en los últimos meses debería haber reemplazado a la mayoría de los 737 Next Generation en servicio. La empresa inició la capacitación en simuladores como parte del proceso de retorno, además de verificar con Anac los nuevos procedimientos de aeronavegabilidad emitidos por Boeing y FAA, la agencia de aviación civil de Estados Unidos.

Con la expectativa de retorno operativo solo para 2021, queda a Boeing, reguladores y aerolíneas realizar un extenso trabajo para validar todos los cambios realizados y sobre todo cómo afrontarán los pasajeros el regreso del avión al que se les prohibió volar desde hace veinte años. meses.

El regreso del 737 MAX es fundamental para los futuros planes de Gol que estaban utilizando el modelo en sus líneas internacionales hacia Estados Unidos, logrando un éxito considerable en las rutas. Sin embargo, si bien la pandemia y el cierre de fronteras retrasaron el proceso de re-certificación de la familia MAX, se convirtió en un alivio a las presiones de la red internacional de Gol en el corto plazo.

Queda por ver si la compañía retornará, en el momento oportuno, a proponer vuelos internacionales previos a la prohibición del 737 MAX , con esta serie de Boeing, o si apostará por el uso de estos aviones en el mercado nacional para valorar un posible nivel de rechazo por parte de los pasajeros. (Javier Bonilla,corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)

Relacionados