Ahorro de 95.000 toneladas de combustible aéreo

Las medidas adoptadas por ENAIRE en la gestión del tráfico aéreo han permitido, según este ente, que en 2019 las compañías aéreas ahorren 8,6 millones de millas náuticas, lo que supone un ahorro de 95.000 toneladas de combustible y la no emisión a la atmósfera de 298.000 toneladas de CO 2, sólo en la gestión de los directos (vuelos recortados por los controladores). Así lo ha indicado José Antonio Aznar, jefe de la División de Calidad y Medio Ambiente de ENAIRE en la jornada virtual Decarbonization of Aviation. Perspectives for aeronautical research in Europe.

En su ponencia (Focus on operations, the point of view of ANSP and airlines ), Aznar ha puesto de manifiesto algunas de las principales medidas adoptadas por ENAIRE en los últimos años para incrementar la eficiencia de los vuelos y contribuir en la lucha contra el cambio climático, destacando las siguientes :

-Mejorar la coordinación civil -militar: que permite optimizar la red de rutas aéreas y acortar las distancias de los vuelos.

-Procedimientos PBN (Performance Based Navigation): facilita la creación de trayectorias más flexibles y eficientes.

-Establecimiento de Free Route: que posibilita a las aeronaves llevar trayectorias más directas.

-Autorización de directos en táctica: el controlador indica a los pilotos un cambio en la trayectoria planificada para que ésta sea más corta y eficiente.

-El uso de descensos continuos: haciendo posible que el descenso de los vuelos se haga de forma seguida, en lugar de por tramos, como se suele hacer en la actualidad (en escalera) .

José Antonio Aznar ha asegurado en su ponencia que con éstas y otras medidas ENAIRE ha logrado que un 58% de las aeronaves en ruta operad as en nuestro espacio aéreo reduzcan la distancia de sus vuelos , y que el exceso de Taxi out (tiempo desde que el controlador de torre da la orden al piloto para que se dirija a la zona de despegue hasta el propio despegue) en los principales aeropuertos españoles, sea de los más bajos en Europa.

El evento, organizado por la Universidad Politécnica de Madrid, ha contado con la participación de representantes del Instituto Superior Técnico de Portugal, del National Aviation University de Ucrania y de la propia Universidad Politécnica.

Relacionados