Mitsubishi detiene el programa del avión regional “SpaceJet”

“Dado el estado actual de desarrollo y las condiciones del mercado, no tenemos otra opción que parar temporalmente la mayoría de las actividades de SpaceJet, excepto las relacionadas con la documentación del certificado de tipo. Trabajaremos para revisar dónde estamos, realizar mejoras y evaluar un posible reinicio del programa”, dijo en un comunicado la empresa japonesa Mitsubishi Heavy Industries (MHI). Con ocasión del anuncio de su Plan de Negocios a Medio Plazo 2021, que cubre los tres próximos años, indicó que, debido al impacto de Covid-19, se han decidido cambios adversos en el negocio de la energía térmica, medio ambiente, y un cambio estratégico en la aviación comercial, para hacer una actualización completa. Aunque la campaña de certificación está suspendida hace meses, la empresa se centrará en la revisión y validación de los datos ya obtenidos en más de 3.900 horas de vuelos de prueba.

Este proyecto fue lanzado en 2008 y su desarrollo registraba un retraso de más de cinco años, ya que inicialmente la previsión de las primeras entregas del modelo era para 2015. Después de numerosos cambios y retrasos, las primeras entregas están programadas para fines del próximo año, en concreto a la también japonesa ANA (All Nippon Airways), pendiente la certificación de tipo del avión. Entre los puntos principales del plan trienal de la empresa están regresar rápidamente y fortalecer la rentabilidad; dirección clara para un fuerte crecimiento en el futuro; recuperarse del impacto del COVID-19, abordar los desafíos de negocios, disminuir los gastos de venta, generales y administrativos y lograr un margen de beneficio comercial del 7 por ciento en el año fiscal 2023; abrir áreas de crecimiento; y centrarse principalmente en la transición energética y la nueva movilidad y logística.

En el área de la aviación comercial, MHI prepara para el próximo trienio una estrategia que comprende la certificación de tipo, un estudio de viabilidad y los trabajos de mantenimiento, reparación y revisión (MRO), realizar esfuerzos para participar en programas de futuros aviones internacionales, desarrollar nuevas tecnologías y revisar, realizar mejoras y evaluar el posible reinicio del programa SpaceJet, así como compartir los conocimientos técnicos y red de clientes, entre otras. MHI asegura que ha frenado el desarrollo de SpaceJet, anteriormente denominado como Mitsubishi Regional Jet (MRJ), porque las perspectivas del primer avión japonés de pasajeros en medio siglo se han atenuado. La decisión le permitirá reducir a la mitad los empleos en su negocio de aviación comercial, lo que ayudará a generar ahorros de costes de unos 1.150 millones de dólares.

El SpaceJet es el primer avión de pasajeros ensamblado en Japón desde el turbohélice NAMC YS-11, lanzado en 1954 y con escaso éxito comercial. El proyecto tiene dos versiones, el M90 (anteriormente MRJ90) de 86 plazas y el M100 (MRJ70), de 76s. El programa tenía una cartera de pedidos  de 180 unidades en firmes. El Gobierno había impulsado el desarrollo de aviones de fabricación nacional a principios de la década de 2000 y ya se han invertido alrededor de 9.600 millones de dólares en el desarrollo. En mayo, el presidente Seiji Izumisawa dijo que la compañía revisaría el cronograma de desarrollo en su totalidad y dio a conocer un plan para reducir a más de la mitad el gasto para el proyecto a unos 570 millones de dólares en el año fiscal 2020, que termina en el próximo marzo.

Fotografía: El prometedor “SpaceJet” se queda en fiasco.

Relacionados