Simulacro general de accidente aéreo en el Aeropuerto César Manrique-Lanzarote

El Aeropuerto César Manrique-Lanzarote ha realizado  un simulacro general de accidente aéreo, que ha puesto a prueba la capacidad de respuesta de los servicios de seguridad del aeródromo y la coordinación con los medios de ayuda externa. El ejercicio simuló el accidente de un vuelo comercial destino Funchal, con 14 pasajeros y 3 tripulantes. La aeronave, un ATR-72, turbohélice bimotor, presentó una pérdida de potencia en ambos motores, escorando e impactando en la zona de Montaña Mina, fuera del recinto aeroportuario. El avión sufrió daños irreparables.

Tras observar el accidente y de manera inmediata, desde Torre de Control se dio el aviso al Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI) y se comunicó el accidente al Centro de Operaciones, activándose así el Plan de Autoprotección del Aeropuerto.

Se estableció el Puesto de Mando Principal y el Avanzado, y se activaron el Plan de Emergencia Insular (PEIN) y el Plan Territorial de Emergencias de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Canarias (PLATECA). Una vez el fuego fue extinguido, se coordinó la llegada de las ambulancias y la atención y traslado a centros hospitalarios de los pasajeros afectados.

En el ejercicio se activaron también las salas de familiares para acoger y proporcionar asistencia psicológica y sanitaria a los allegados. Una vez controlada la situación y declarada la zona como segura, los puestos de mando dieron por finalizado el simulacro.

Debido a la situación derivada de la pandemia, se han minimizado los contactos, cumpliendo con los requisitos exigidos de máximos de personal en cada escenario del ejercicio (con mascarilla obligatoria, distanciamiento social e higiene de manos).

En la realización de este ejercicio, además del personal de Aena y de las empresas que trabajan en el Aeropuerto, ha participado la Delegación del Gobierno y Dirección Insular, el Gobierno de Canarias a través del Centro de Coordinación de Emergencias 112, el Cabildo de Lanzarote, el Consorcio Insular de Emergencias, Cruz Roja, Guardia Civil y Policía Local de San Bartolomé.

El objetivo del simulacro ha sido alcanzado, poniendo a prueba la efectividad de los contenidos del Plan de Autoprotección, la coordinación de todos los recursos, la eficacia en la respuesta, y el aumento de la confianza de los equipos y personas que intervienen en este tipo de situaciones. Con este ejercicio, el Aeropuerto César Manrique-Lanzarote cumple con la normativa de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) en lo que respecta a la planificación de emergencias, donde se recogen todos los procedimientos de actuación, así como los protocolos para solicitar ayuda externa y coordinarla.

Relacionados