Bolsonaro desregula radicalmente la actividad aerocomercial en Brasil con el programa “Vuelo Simple”

El presidente brasileño presentó en la sede del Palacio del Planalto, con la asistencia del ministro de Economía Paulo Guedes y el ministro de Infraestructura, Tarcísio Gomes y representantes de ANAC, un disruptivo plan, Voo Simple, para el desarrollo aerocomercial nacional, tras 70 reuniones ministeriales con diversos representantes del sector.

La medida fue anunciada hace meses por Bolsonaro y confirmada por el propio mandatario en otras oportunidades. La última vez que Brasil experimentó alguna desregulación de la aviación comercial fue durante el gobierno de Collor, que eliminó el precio fijo de los vuelos, lo que generó una amplia competencia en el sector, permitiendo a varias empresas entonces locales  volar al exterior.

Entre las novedades, se propone el permiso para realizar vuelos a las aerolíneas comerciales en aeropuertos privados y también la aceptación de  certificados médicos para tripulantes obtenido en otros países. Se alude, asimismo a diversos ítems de desregulación y burocracia aeronáutica, que afectan a aeronautas, aeropuertos y empresas del sector.

Ubicaciones de locales de examen para pilotos comerciales:  Actualmente, solo 13 oficinas de ANAC en siete estados están calificadas para realizar las pruebas para obtener licencias para pilotos, auxiliares de vuelo, mecánicos y despachantes. Este número debería ampliarse a todos los estados de la federación, con más de 50 ubicaciones a fines de 2020.

Simulador extendido: Hoy en día, dependiendo del tipo de aeronave que vuele el piloto, es necesario realizar entrenamiento en simulador una vez cada 12 meses, ahora este período se puede extender a 24 meses.

Licencia vitalicia: Las calificaciones de los aeronautas, como las de vuelo por instrumentos, las calificaciones de tipo para operar en una aeronave o clase de aeronave específica, se renuevan actualmente anualmente o inclusive semestralmente. Con el programa “Voo Simples”  se va a requerir solo la prueba práctica inicial y la aprobación de la misma. Otra novedad es que deja de ser  necesario esperar a que el proceso de calificación sea aprobado y publicado en el sistema por parte de ANAC: luego de la aprobación en el chequeo (evaluación), el aeronauta ya podrá volar en la aeronave de acuerdo a la calificación obtenida.

Reducir la burocracia para las empresas del sector

Muchos de los requisitos para los operadores aéreos como aerolíneas y taxis aéreos son los mismos, independientemente de su tamaño (pero según el tipo de operación, ya sea regular, servicio aéreo especial o vuelos comerciales). Ahora, el gobierno podrá adaptar estos requisitos al tamaño de la empresa, facilitando el proceso para las pequeñas empresas de aviación. Nuevos negocios como vuelos comerciales con drones, compartir vuelos de aviones ejecutivos y otros negocios que aún no están regulados, pueden comercializarse incluso sin disposición puntual en la nueva regulación. El proceso de registro de aeronaves ahora estará completamente digitalizado y simplificado.

Entrenamiento diferenciado para copiloto y comandante: Hoy en día, la formación técnica en la aeronave es la misma para copilotos y comandantes, con prácticamente el mismo coste para la empresa. Ahora, según el gobierno, estos procesos serán diferenciados, reduciendo costos y permitiendo mayores oportunidades para los pilotos que inician sus carreras.

Certificado médico en el extranjero: el Certificado Médico Aeronáutico sólo se puede realizar actualmente en clínicas acreditadas en Brasil, ahora con los exámenes médicos «Voo Simples» los chequeos realizados en otros países, como Estados Unidos, se pueden aceptar.

Fin de la lista de pasajeros en vuelos no regulares: Actualmente existe una gran lista de documentos obligatorios que deben estar a bordo de la aeronave durante el vuelo. El gobierno debe anunciar que ya no será necesario para todos estos documentos obligatorios, sino una lista más sucinta. Un ejemplo es el final del requisito de la lista de pasajeros en vuelos no comerciales. Todos los demás documentos que se seguirán cobrando migrarán a formato digital.

Aeropuertos privados con vuelos comerciales: Brasil es uno de los pocos países grandes que prohíbe los vuelos comerciales regulares de pasajeros en aeropuertos que no son gubernamentales o administrados por el estado. Con “Voo Simples”, los aeropuertos privados, como el Aeropuerto de Catarina, en el Gran São Paulo, podrían recibir vuelos de aerolíneas o taxis aéreos en rutas regulares.

Autorización previa para la construcción de aeropuertos: Voo Simples” también debería poner fin a la autorización previa para la construcción de aeropuertos. Ahora, se propone que solo sea necesaria la certificación del aeródromo una vez finalizadas las obras.

Operación anfibia:

Actualmente no existe una regulación específica sobre operación anfibia (cuando la aeronave puede operar en pistas terrestres o acuáticas, como ríos, lagos o mares). Ahora, sería posible operar en aguas brasileñas con este tipo de aeronaves, incluidos vuelos comerciales, con el fin de incrementar la conectividad en la región Amazonia Legal. La misma corresponde al 62% del territorio nacional, superando los 5 millones de km²  con los estados  de Acre, Amapá, Amazonas, Pará, Rondônia, Roraima, Tocantins, Mato Grosso y cerca de 79% del estado de Maranhão y casi 25 millones de habitantes. donde asimismo se va a agilizar la normativa para construir aeropuertos regionales. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)

Relacionados