Indra implanta sistemas de control de temperatura de pasajeros en trece aeropuertos españoles

AENA (Aeropuertos y Españoles y Navegación Aérea) ha confiado a Indra, una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría, la implantación del sistema de control de temperatura de pasajeros mediante cámaras termográficas para 13 de sus aeropuertos, incluyendo los que congregan mayor tráfico y número de pasajeros. AENA colabora con Sanidad Exterior en estas labores de vigilancia y control sanitario aportando los medios tecnológicos necesarios para la instalación y uso de estas cámaras. La española Indra se ha adjudicado el contrato de uno de los dos pedidos en un proceso de licitación pública. Las cámaras adjudicadas se han implantado en Madrid/Barajas, Barcelona/El Prat, Palma de Mallorca, Málaga, Alicante, Ibiza, Gran Canaria, Tenerife-Sur, Valencia, Lanzarote, Sevilla, Fuerteventura y Menorca.

Está integrado por cámaras fijas, instaladas en la zona de llegada de pasajeros, y móviles de refuerzo, con las que se podrán realizar controles aleatorios en cualquier punto de las terminales. La tecnología que utiliza se distingue por una elevada precisión y sensibilidad. Los sensores termográficos disponen de un punto de referencia (black body) con una temperatura fija que asegura su precisión. Se trata además de una solución inteligente, que detecta de forma autónoma al viajero, sin necesidad de que se detenga o se sitúe a una distancia determinada. Es capaz de reconocer el rostro de la persona y distinguir las zonas cubiertas por la mascarilla, gorra u otras prendas para escoger el punto en el que realiza la medición correctamente, todo ello sin necesidad de intervención humana. La solución aporta mayor seguridad a los viajeros sin ralentizar el flujo de los mismos, reduciendo aglomeraciones en los controles y minimizando también los riesgos para el personal del aeropuerto.

La capacidad para detectar a personas con fiebre o febrícula en un aeropuerto o en cualquier otro medio de transporte resulta clave para prevenir contagios. Esta tecnología para el control de temperatura, identificación y alerta de síntomas de enfermedad se enmarca en la línea de soluciones “Mova Protect” de Indra y se integra en el conjunto de sus sistemas para la gestión y control de la movilidad de personas y viajeros en los distintos modos de transporte.  La pandemia por Covid-19 ha obligado a los aeropuertos de todo el mundo a reducir su actividad al mínimo. El proceso de vuelta a la normalidad que afrontan exige el empleo de tecnologías innovadoras. Entre las que Indra está ofreciendo destacan las soluciones “Passenger Flow” para controlar el flujo de pasajeros en cualquier punto de la terminal.

El uso de tecnologías como el “Big Data” o la inteligencia artificial ayudan a gestionar de forma eficiente los espacios interiores y recursos asociados, en particular, aquellas zonas donde se pueden producir aglomeraciones: mostradores de facturación, controles de seguridad, puntos de información o puertas de embarque. Permiten además predecir y anticipar la demanda de los pasajeros y su comportamiento, facilitando una mejor gestión de las operaciones, especialmente en un momento como el actual, en el que se está implementando procesos de enrolamiento o asignación de intervalos de tiempo (slots) para la llegada. Estas soluciones forman parte de las “Mova Solutions”, que ofrece un abanico de soluciones “end-to end” que facilitan la digitalización en la gestión de cualquier infraestructura de transporte y garantizan la máxima protección y movilidad de los pasajeros. También incrementan la capacidad efectiva de la infraestructura, su seguridad, sostenibilidad y eficiencia.

La plataforma de gestión de la información de seguridad física iSIM de Indra, una herramienta que ofrece una visión única de lo que ocurre en el aeropuerto en cada momento y que facilita el control integral de todos los sistemas de videovigilancia, control de accesos, megafonía, detección de intrusiones, así como de los sistemas de toma de temperatura de los pasajeros con cámaras termográficas. Ayuda al gestor del aeropuerto a implementar de forma rápida y flexible procedimientos estandarizados para gestionar la seguridad, tal y como están haciendo en este momento. Indra tiene una experiencia de más de treinta años desarrollando e implantando soluciones para el sector del transporte y la movilidad y dispone de soluciones que permiten transformar un aeropuerto digital “Ssmart” en un aeropuerto “touchless”.

 

FOTO: Sensores de control de temperatura en la T4 de Madrid.

Relacionados