Nella, nueva compañía aérea regional en Brasil con aviones ATR

Maurício Souza, CEO del principal inversor (JKL Holdings) de la nueva aerolínea brasileña Nella, cree que, después de la pandemia, el sector aéreo regional brasileño no será asistido y que hay una gran oportunidad para entrar en ese nicho “con calidad y un enfoque centrado en el cliente”. El lema de la compañía «No se trata solo de volar», debería reflejar este ADN, comenta.

“Nella nació con la propuesta de cerrar las brechas que existen en el mercado regional brasileño. Vemos cuán desatendidas están muchas regiones de Brasil. Las grandes empresas se centran en mercados con más de 500 mil habitantes y entendemos por qué es así, ya que su costo operativo es muy alto. Tenemos la intención de aprovechar la experiencia de una experiencia en el sector y el conocimiento que tenemos de la industria de las aerolíneas para servir a las diferentes regiones brasileñas con aviones más pequeños ”, dice Souza.

«Traemos al mercado una propuesta innovadora, donde la ingeniería de operación inteligente proporcionará a los clientes de Nella más que un simple vuelo, proporcionará una verdadera experiencia, con un excelente servicio y costos asequibles», dice el ejecutivo.

Souza también cree en el potencial del nombre, que originalmente es un homenaje a su hija Antonella, pero que también tiene un atractivo promocional muy fuerte. “Cuando se les pregunte en qué compañía viajaron, nuestros clientes podrán decir: Volé con Nella. Es un nombre que marca «.

A la cabeza de la operación de la aerolínea está Moisés de Lima Paes, un ejecutivo con más de 42 años de experiencia en el sector y experiencia en compañías como TAM, Pantanal, VASP y Air Minas, así como un consultor aeronáutico y propietario de la consultora de São Paulo LM Global Aviation.

En el cargo de Director General de Nella, Lima Paes tiene la misión de estructurar una empresa centrada en apostar por la excelencia y la seguridad, al tiempo que confía en la amplia experiencia del equipo para dar los pasos correctos, mitigar los riesgos y eliminar los vicios de las aerolíneas anteriores. .

“Estamos entrando en las brechas que dejaron otras aerolíneas, así como las que ya existían en la aviación regional brasileña mucho antes de la pandemia”. Se espera que la compañía comience a operar con cuatro aviones ATR42 de 44 asientos, que son más versátiles y adecuados para aeropuertos más pequeños. Posteriormente, se deben incorporar aviones más grandes, como el ATR72. Además, el mercado ya cuenta con mano de obra abundante y lista para este tipo de equipos, y los pilotos pueden contar con un nuevo simulador de vuelo instalado en Curitiba, que facilitará la capacitación y reducirá los costos, ya que no será necesario a Europa o los Estados Unidos.

Todavía no hay una fecha establecida para el inicio de las operaciones. Según los ejecutivos, la red aérea ya comenzó a diseñarse y apunta a servir rutas que tienen una demanda constante en ciudades más pequeñas del país. “Estamos diseñando una red aérea estratégica. Comenzaremos con algunas líneas más básicas y esenciales, solicitaremos la aprobación de ANAC y comenzaremos a volar. Entonces, daremos forma definitiva a nuestra operación”. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)

Relacionados