La portuguesa TAP Air vuelve a ser estatal

Tras cinco años de gestión privada, el COVID-l9 ha devuelto a la aerolínea portuguesa TAP a manos del Estado, que poseerá el 72,5 por ciento del capital e inyectará una ayuda de 1.200 millones. Un 22,5 por ciento sigue en manos del empresario luso Humberto Pedrosa y un 5 es de los trabajadores. E l próximo paso será un plan  de  reestructuración para  hacer viable  la aerolínea que el Gobierno del socialista António Costa Insiste en calificar como estratégica. Nacida en1945, es una de las empresas insignia de Portugal, con importante peso en su economía emplea a másele10.000 trabajadores, destina 1.300 millones a proveedores nacionales y contribuye con300 millones a las arcas públicas a través de impuestos. En un lustro de gestión e Inversión privada. la compañía logró tomar algo de aire y crecer: pasó de 10 a17 millones anuales de pasajeros; aumentó su flota de cerca de 75 aviones hasta superar el centenar, y multiplicó su oferta ele destinos y frecuencias. Sin embargo, solo registró beneficios en2017, unos modestos 21 millones de euros. TAP cerró 2019 con pérdidas de casi 106 millones.

Fotografía: A330neo de TAP.

Relacionados