AUTORIZADA EN ARGENTINA LA ACTIVIDAD DE VUELO Y PRÁCTICAS EN SIMULADORES

Finalmente la Administración de Aviación Civil de Argentina, ANAC, dispuso  con su publicación en el Boletín Oficial, “exceptuar del Aislamiento Social Preventivo y la prohibición de circulación a la actividad de vuelo o simuladores de vuelo, al solo efecto de mantener la experiencia reciente, con el fin de evitar el vencimiento de las licencias de los pilotos por la imposibilidad de cumplir con la realización de 3 aterrizajes y despegues dentro de los 90 días precedentes consecutivos en el mismo tipo de avión o en un simulador de vuelo, que obliga la normativa vigente”.

Para la mayoría de las empresas del sector la medida llega tarde, cuando a la mayor parte de sus pilotos  vencieron o vencen sus licencias y habilitaciones. Para volver a ser habilitados deberían ir a simulador o volar directamente el avión, con el costo que eso representa y con un inspector puesto por la ANAC, los que no abundan en este momento por ser “grupo de riesgo” ya que la mayoría son pilotos jubilados de Aerolíneas y Austral.

Esa es la situación de los casi 90 pilotos de JetSmart, los 58 de Flybondi y los 38 de Andes. Solo Aerolíneas  Argentinas dispone de simuladores propios en el país para A330 y Embraer 190, por lo que ahí no habría problema, y de dos para B737 propiedad de una empresa de Boeing especializada en simuladores con una cantidad de horas por contrato disponibles para Aerolíneas y el remanente para alquilar a terceros. Los dos simuladores, al operar H24, podían ofrecer hasta 48 turnos de simulador por día, suficientes como para satisfacer las necesidades de todos los operadores de B737 en el país.  La situación del mercado del transporte aéreo en el país, sigue complicada ya que las autoridades prosiguen con su idea de abrir recién en septiembre las operaciones, pese a la cada vez más fuerte resistencia de operadores del turismo y hotelería. (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Argentina)

Relacionados