Colapso sin precedentes: El retraso en el reinicio de transporte aéreo podría afectar a más de 95.000 empleos en Israel

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) advirtió que retrasar el reinicio de la conectividad aérea por continuas restricciones de cuarentena pone en riesgo 95.300 empleos en Israel, y solicitó asistencia financiera para la industria de la aviación en este país.

El cierre de los viajes aéreos provocado por la crisis de COVID-19 significa que el número de pasajeros hacia / desde Israel disminuirá en 13 millones (55%) este año y los ingresos de las aerolíneas disminuirán en US $ 3.200 millones. El impacto más amplio en la economía de Israel se estima en alrededor de US $ 8.3000 millones.

Con un impacto tan fuerte en las finanzas de las aerolíneas, la economía y el empleo, es esencial que el gobierno considere un paquete de medidas para apoyar a las aerolíneas en Israel, defiende IATA, que propone medidas ya adoptadas en otros países:

Asistencia financiera directa. Los ejemplos incluyen ayuda sustancial brindada por los gobiernos de Francia, Alemania, Estados Unidos y Singapur. Si bien toda la asistencia es útil, los gobiernos deben evitar los préstamos que en última instancia aumentan los niveles de deuda de la industria. Otras opciones incluyen subsidiar las operaciones domésticas y renunciar a los cargos de control de tráfico aéreo y aeroportuario.

Extensiones a subsidios salariales y medidas de alivio de impuestos corporativos . Los esquemas de subsidio salarial han proporcionado un alivio de aproximadamente US $ 35 mil millones a las aerolíneas. El alivio de los impuestos corporativos e indirectos, como el IVA, los impuestos a los pasajeros o los impuestos al combustible, respaldaría el estímulo del mercado.

Evitar aumentos en los cargos y tarifas.   Deben evitarse los fuertes aumentos en las tarifas de navegación aérea y aeroportuaria durante el período de reinicio, ya que esto afectará gravemente las finanzas de las aerolíneas y la recuperación del mercado. Del mismo modo, los gobiernos deberían cubrir los costos de las nuevas medidas de salud impuestas como resultado de COVID-19.

Si bien la ayuda financiera es importante para la industria de la aviación, lo vital para la economía en general es que la conectividad aérea pueda reiniciarse. En total, la aviación es responsable directa e indirectamente de 185.000 empleos y el 5% del PIB de Israel. El continuo cierre de la industria pone en riesgo aproximadamente la mitad de esta contribución total. Por lo tanto,  dice la IATA es esencial que el gobierno israelí establezca un plan para eliminar las medidas de cuarentena y reintegrar a la nación en los viajes y el comercio mundial.

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI)  ha establecido las prácticas sanitarias para poder reiniciar la aviación con seguridad y lograr el equilibrio adecuado entre salvaguardar la salud pública y permitir servicios aéreos viables. Las medidas, que incluyen una limpieza más exhaustiva y frecuente, y el uso de máscaras faciales, reducen aún más el ya bajo riesgo de transmisión a bordo de los aviones. Otras medidas, como el control del aeropuerto cuando sea apropiado, disuadir a los pasajeros sintomáticos de viajar, y los protocolos de destino seguros, también pueden reducir el papel de la aviación como una fuente potencial de reinfección internacional y hacer que la cuarentena sea innecesaria.

“Las aerolíneas en Israel están sufriendo un colapso sin precedentes en los ingresos, y para preservar la conectividad aérea, es vital que Israel brinde asistencia financiera a su industria. Las medidas de cuarentena son un impedimento para la recuperación del tráfico aéreo. Nuestra última encuesta de pasajeros muestra que el 83% no viajará si existe una cuarentena. Por lo tanto, si el gobierno israelí está buscando reiniciar la economía, necesita una solución alternativa basada en el riesgo», afirma Rafael Schvartzman, vicepresidente regional de IATA para Europa.

Relacionados