El sector de asistencia en tierra en aeropuertos pide al Gobierno español flexibilidad laboral hasta 2021

La Asociación que agrupa en España a las empresas que gestionan la actividad de handling aeroportuario, ASEATA, ha dirigido una carta al Secretario de Estado de la Seguridad Social, al Secretario de Estado de Infraestructuras Transportes y Vivienda y al Secretario de Estado de Empleo y Economía Social pidiendo “extender el periodo de aplicación de los expedientes aprobados de suspensiones de contrato y reducciones de jornada, como medidas de carácter temporal y extraordinario al menos hasta la primavera de 2021 para ayudar a las empresas de handling a diseñar en este periodo un nuevo modelo operaciones, seguro, fluido y responsable con las personas”.

Consecuencia del parón del sector del transporte aéreo por la pandemia, la situación del sector de asistencia en tierra en aeropuertos, actividad auxiliar del transporte aéreo, que da trabajo a unas veinticinco mil personas en España, es crítica. Las empresas asociadas en este sector están solicitando así  la  necesidad de que en la Mesa de Dialogo Social se adopte la decisión de incluir en las previsiones específicas de prórroga tras el 30 de junio en materia de Expedientes de Regulación de Empleo al  conjunto del sector de asistencia en tierra en aeropuertos, en tanto que auxiliar del transporte aéreo.

“La actividad de tráfico aéreo no va a recuperar una mínima normalidad en todo lo que resta de año, y hasta los primeros meses de 2021 no es previsible retomar una cierta “normalidad”, con toda seguridad inferior, pero al menos comparable con la de 2019 porque, como es sabido, la actividad en 2020 ha sido nula de facto” explican en su misiva, por lo que piden “un tratamiento específico a los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal con suspensión de contratos de trabajo o reducción de jornada a nuestro sector”.

“Consecuentemente con lo expuesto, las consecuencias de la pandemia sobre la actividad de las empresas de asistencia en tierra en aeropuertos obligan a  extender los efectos de los ERTE hasta el inicio de la temporada de verano según calendario del sector (último Domingo de marzo 2021), para ayudarnos a diseñar en este periodo un nuevo modelo operaciones, seguro, fluido y responsable con las personas, y acompasar nuestra actividad a las limitaciones y restricciones al tráfico aéreo internacional, que exceden con mucho del ámbito de nuestro estado de alarma, todo ello con amparo en las facultades que ha reservado al Consejo de Ministros en la Disposición Adicional Primera del real Decreto-ley 18/2020”.

Relacionados