Binter aumenta sus conexiones entre las islas canarias hasta los 84 vuelos diarios y a 100 el 1de julio

La aerolínea, en coordinación con el Ejecutivo regional, aumentará sus conexiones entre islas hasta los 84 vuelos diarios, desde el 15 de junio y a partir del 1 de julio se llegará a las 100 conexiones por día. Binter ha programado así dos nuevos incrementos en su programación de vuelos con el objetivo de seguir restableciendo la conectividad aérea, recuperar las rutas aéreas con todas las Islas e impulsar la demanda de pasajeros, una vez se han levantado las restricciones a los viajes dentro de Canarias.

La aerolínea, principal prestadora de este servicio de transporte en el Archipiélago, junto con el Ejecutivo regional, se proponen impulsar la recuperación socioeconómica de las islas al favorecer la movilidad interinsular y, por tanto, el turismo en un momento en que el sector necesita todo el apoyo posible.

El primer aumento de conexiones, tras las 22 nuevas frecuencias que se empiezan a operar a partir de hoy, se realizará el próximo lunes 15 de junio con la incorporación de dos nuevos aviones a la operativa, lo que sumará un total de 8 aeronaves. De esta forma, Binter ofertará 84 vuelos diarios en Canarias frente a los 62 que ha comenzado a volar hoy día 10 de junio, recuperando, una vez más, conexiones interrumpidas como la que une La Gomera con el aeropuerto de Tenerife Norte y la directa entre Gran Canaria y Tenerife Sur.

Adicionalmente, a partir del próximo miércoles 1 de julio, se añadirán otros 2 nuevos aviones a la flota que opera entre las islas, llegando a un total de 10 ATR que permitirán a la compañía aérea operar 100 vuelos diarios solo en Canarias, reforzándose de manera significativa la conectividad entre todas las islas.

Desde esa fecha los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife Norte contarán de media con 20 enlaces diarios y cuatro con Tenerife Sur. Entre Gran Canaria y Lanzarote se operará una media de 16 vuelos diarios, 15 con Fuerteventura y cuatro con La Palma. Entre el Aeropuerto de Tenerife Norte y el de La Palma se realizarán de media 16 vuelos diarios, ocho con Lanzarote, seis con  Fuerteventura, cuatro con La Gomera y cuatro con El Hierro.

El Consejero de obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis agradeció la colaboración de Binter durante este periodo “en las primeras semanas para limitar la conectividad a lo más básico, y ahora mismo por incrementar de manera progresiva esas conexiones y ofrecer a la ciudadanía de las islas más facilidades para desplazarse por motivos laborales, sanitarios o para promover el turismo interno, que será fundamental en la reactivación económica del sector”.

Por su parte, el Coordinador General de Binter, Juan Ramsden, ha manifestado que “este significativo incremento de rutas que estamos acometiendo en tan poco tiempo es un claro reflejo del compromiso real de la compañía por facilitar que los habitantes de canarias puedan volver a volar con amplitud de conexiones y máximas garantías de seguridad sanitaria”.

Volar con toda seguridad

Casos como el reciente vuelo a Canarias con un pasajero infectado por COVID-19, en el que el resto del pasaje ha dado resultado negativo en los PCR, evidencian la eficacia de las medidas preventivas adoptadas por las aerolíneas y el sector. Desde el inicio de la crisis sanitaria, Binter ha implementado nuevos protocolos y procedimientos para garantizar la seguridad de los pasajeros y del personal de la compañía, cumpliéndose de forma rigurosa todos las directrices marcadas por las autoridades y por las agencias Europea y Española de Seguridad Aérea (EASA y AESA), como es la obligatoriedad de viajar con mascarilla que cubra nariz y boca.

Algunas de las medidas a destacar para seguir incrementando la seguridad sanitaria a bordo son la realización de un proceso de embarque y desembarque escalonado, el reparto de toallitas hidroalcohólicas a todos los clientes o la eliminación del servicio a bordo para reducir la manipulación de materiales. Además se han reforzado las sistemáticas de limpieza, añadiendo a las realizadas entre escalas y a la desinfección tras  finalizar las operaciones diarias, nuevas desinfecciones profundas para asegurar una higienización exhaustiva de la flota.

En todos los aviones se garantiza la calidad del aire en cabina. En el caso de los ATR, que vuelan a un nivel inferior, el sistema de aire acondicionado sin recirculación garantiza que hay una circulación adecuada y una renovación del aire constante mediante la entrada de aire exterior.

La compañía también ha implantado las medidas propuestas por el Grupo de Expertos Científicos que asesora al Gobierno de Canarias en temas relacionados con el COVID-19, como la reserva de asientos separados para personas que formen parte de grupos de riesgo ante el coronavirus y se ha dotado a las tripulaciones de las competencias, capacidades y equipos necesarios para garantizar la seguridad de todos los pasajeros y su correcta atención.

Relacionados