El transporte aéreo genera enorme deuda para sostenerse

Un estudio presentado por la IATA  asegura que la deuda global del sector del transporte aéreo  se incrementará hasta los US$ 550 mil millones  a finales del ejercicio 2020.   Ello supone un incremento de US$ 120 mil millones sobre lo que se registraba a comienzos de este terrible  año. De este aumento, unos US$ 67 mil millones se compone de préstamos gubernamentales, otros US$ 5 mil millones son impuestos diferidos, y otros US$ 12 mil millones corresponden a garantías de préstamos.

El desglose significa que  unos US$ 52 mil millones provienen de fuentes comerciales; unos US$ 18 mil millones es deuda del mercado de capitales; US$ 5 mil millones de nuevos arrendamientos operativos y otros US$ 6 mil millones de acceso a líneas de crédito existentes. «La ayuda del gobierno está ayudando a mantener a flote a la industria. El próximo desafío será evitar que las aerolíneas se hundan bajo la carga de la deuda que está creando la ayuda», dijo Alexandre de Juniac, director General y CEO de IATA.

El regreso

IATA publicó asimismo una hoja de ruta que servirá como guía para la aplicación de medidas de bioseguridad con un enfoque multinivel. “No existe una única medida que pueda reducir por sí misma el riesgo y garantizar una reanudación segura de los vuelos; pero con un conjunto de medidas globales estratificadas y reconocidas mutuamente sí podemos conseguirlo. Esta es la mayor crisis de la historia de la aviación. El enfoque multinivel ha demostrado su eficacia en materia de seguridad integral y operacional. Y debe ser también el camino a seguir en aras de la bioseguridad”, asegura Juniac.

La directiva incluye desde la intención  de recopilar información de los pasajeros antes del vuelo, a diferentes conceptos a poner en práctica en los aeropuertos  (como el distanciamiento físico, control de temperatura, el uso de mascarillas, autoservicio de facturación y de embarque, limpieza y desinfección); durante el vuelo se propone la utilización  con los protectores faciales, servicio de cabina reducido o simplificado, limpieza más profunda y mejorada del avión,  y también para la estación aérea  en el aeropuerto de destino con las acciones de  control de temperatura, control automatizado en la aduana, agilización en el reclamo de equipaje y declaración de salud jurada del pasajero.   La pandemia planetaria mantiene activa a la organización, que propone permanentemente soluciones y alternativas ante este problema. (Luis Piñeiro)

Relacionados