El Aeroclub Barcelona Sabadell y Barcelona Flight School vuelven a volar

Con la llegada de la fase 2, el Aeroclub Barcelona Sabadell y su escuela, Barcelona Flight School, retoman su actividad habitual de formación de pilotos privados y comerciales. La actividad de vuelo ya se había retomado hace unas semanas en el aeródromo de La Cerdanya, en el Pirineo de Girona y el pasado 25 de mayo en el aeropuerto de Sabadell, su base principal, aunque en ambos casos únicamente para vuelos convencionales de pilotos con licencia, como los socios del club o los alumnos de piloto comercial con licencia en vigor.

Todos los instructores y alumnos vuelven a retomar las fases de vuelo usando la flota de esta división, fundada en 2011 y que cuenta con 30 aviones monomotores, 4 bimotores, 7 planeadores para vuelo sin motor y 2 helicópteros, mientras que en el apartado de simuladores, 1 es de aeronaves tipo Tecnam y el otro es de aviones de transporte Boeing 737.

El Aeroclub es operador en el segundo aeropuerto de Barcelona, Sabadell. De los 50.600 despegues y aterrizajes realizados a lo largo de 2019, más de 20.000 fueron de aeronaves del club, que cuenta con 92 empleados en esta instalación y forma parte de la red Aena. Los empleados se dividen en tareas de instrucción, mantenimiento, servicios en pista, restauración y administración del club, que se irán reincorporando en las próximas semanas.

En el apartado de formación, el año pasado obtuvieron diferentes títulos un total de 87 pilotos, tanto de avión, helicóptero, planeador y 20 más consiguieron diferentes habilitaciones. En el camino de llegar a su décimo aniversario, la división de formación de la escuela cuenta cada año con unos 200 alumnos que han convertido al aeropuerto de Sabadell en un espacio internacional, pues hasta la fecha ya han pasado por el campus de la escuela alumnos de 29 nacionalidades tan diferentes como Islandia, Bahrein, Italia, Marruecos, Bélgica o el Líbano.

El Aeroclub tiene 1.224 miembros, de los que más de un millar son pilotos en activo y participa en las diferentes secciones y actividades de la entidad: vuelo con motor y acrobático, vuelo sin motor, ultraligeros o helicópteros. Mensualmente se organizan rallyes aéreos, carreras de navegación, conferencias y otras actividades sociales, mientras que anualmente el club organiza la vuelta aérea a Cataluña y nuestros socios con diferentes aeronaves participan en pruebas y exhibiciones nacionales e internacionales de todo tipo.

Cada año se realiza un programa de cadetes para atraer a nuevos aviadores a este sector y en 2019 también se abrió una sección para pilotos jóvenes: el Young Pilot Club, que organiza actividades específicas para la franja de edad más joven.

En su 67 aniversario, el histórico Aeroclub sigue promocionando las actividades aéreas en los foros e instituciones con los que se relaciona. Tras esta interrupción forzosa en los primeros meses se prevé retomar la actividad de la escuela, que por el momento y hasta septiembre seguirá impartiendo sus clases teóricas on-line.

Relacionados