La Agencia Europea de Seguridad Aérea publica las guías para mantener la seguridad a bordo de los aviones

La Agencia Europea de Seguridad Aérea y el Centro Europeo para el control y la prevención de enfermedades han publicado este miércoles una guía para que los Estados miembros de la Unión Europea tengan una referencia de cara a desarrollar nuevos protocolos que sirvan para retomar las operaciones aéreas con las mayores garantías de seguridad y salud para pasajeros y tripulaciones. Esta guía va dirigida a que gestores aeroportuarios, aerolíneas y autoridades nacionales reduzcan el riesgo de transmisión del virus al mínimo posible.

La guía de EASA parte de la “necesaria coordinación” entre todos los agentes de la aviación y las autoridades nacionales de salud para implementar medidas de seguridad tales como la separación física en aeropuertos y durante el embarque y desembarque, así como garantizar la protección individual a través de mascarillas, geles hidroalcohólicos o la desinfección de las aeronaves. Además, cuestiona algunas medidas como la medición de temperatura debido a la falta de eficiencia a la hora de detectar el COVID.

La Agencia anima a aeropuertos y aerolíneas a cooperar para asegurar una distancia de seguridad de entre 1,5 y 2 metros. “Cuando esta no sea posible -reza el texto- debido a la propia infraestructura u otras limitaciones operacionales, se deberán aplicar medidas adicionales de mitigación de riesgos”.

En este sentido, EASA recomienda instalar filtros HEPA en los aviones, dada su eficacia probada para eliminar virus, bacterias y otros patógenos. Además, recomienda utilizar la recirculación de aire en todo momento en que haya pasajeros a bordo del avión. Esto obligará a los operadores aéreos a revisar sus procedimientos operativos, y a los aeropuertos a eliminar restricciones en el uso del APU (Auxiliary Power Unit), un motor que suministra aire acondicionado y electricidad hasta la puesta en marcha de los motores del avión.

En general, se trata de un texto que amplía las recomendaciones que la semana pasada hizo la Comisión Europea para retomar la actividad aérea, y que busca el delicado equilibrio entre el restablecimiento de una actividad esencial para la economía y bienestar de los países con el mantenimiento y la garantía de la salud pública.

Relacionados