Thomas Cook Airlines Balearic se salva

La aerolínea filial española del quebrado (el 23 de septiembre de 2019) grupo turístico británico Thomas Cook se ha conseguido salvar en el último momento, cuando prácticamente estaba en tierra de nadie un expediente de regulación de empleo de su plantilla, con serias dudas sobre la continuidad de su actividad, que prácticamente se había reducido a operar 2 Airbus A320 de 180 plazas para la alemana Condor, que también perteneció al conglomerado del Reino Unido y que sigue adelante gracias a los dos créditos públicos germanos que ha logrado, el segundo después de que los propietarios de la polaca Lot abortaran su compra, como una consecuencia más de la pandemia del COVID-19. El artífice de la operación ha sido Álvaro Middelmann, que ha conseguido que la compre un grupo inversor, también germano, Panaf Holding.

Thomas Cook Airlines Balearics, a la que seguro que se le cambiará de nombre, fue creada gracias a la gestión de Álvaro Middelmann, un veterano del sector que trabajó como responsable Comercial en Transeuropa, dirigió LTE, filial española de la alemana LTU; y ha sido asesor del presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, diseño de air Europa; siendo miembro de su Consejo de Administración hasta que dimitió después de la bancarrota de su anterior dueño, y su primer director general fue Juan Manuel Gallego, que estuvo en air Europa cuando era charter, Iberia y Aerolíneas Argentinas, en la que fue director Comercial cuando estaba gestionada por la entonces aerolínea de bandera española. Middelmann presidirá la empresa en su nueva etapa. Thomas Cook Airlines Balearics se había creado en 2017 con sede en Palma de Mallorca con el objetivo de realizar vuelos charter con España, aunque en la práctica casi se dedicó a operar para otras empresas de Thomas Cook y cuando quebró el grupo tenía 459 empleados.

FOTO: A320 de Thomas Cook Balearics.

Relacionados