Ryanair reanudará el 1 de julio el 40 por ciento de su programación

Ryanair, la primera aerolínea de bajos costes de Europa, anunció la reanudación del 40 por ciento de su programación habitual a partir del 1 de julio, sujeto al levantamiento de las restricciones de vuelo dentro de Europa por parte los gobiernos y la aplicación de medidas eficaces de salud pública previstas en los aeropuertos. La operativa contará con casi 1.000 vuelos diarios, recuperando el 90 por ciento de su oferta de rutas previa al Covid-19. Desde mediados de marzo, cuando se aplicaron las restricciones a causa del COVID-19, ha estado operando 30 enlaces diarios entre Irlanda, el Reino Unido y Europa y a partir del 1 de julio volverá a volar desde la mayoría de sus 80 bases europeas. Habrá menos frecuencias en las principales, mientras sigue trabajando para restablecer sus servicios en el mayor número de rutas posible.

La aerolínea informa y anima a los pasajeros a seguir las medidas sanitarias efectivas, entre las que destacan la reducción del número de bolsas facturadas, la facturación ‘online’, la descarga de la tarjeta de embarque en el teléfono del pasajero, así como la realización de controles de temperatura a la entrada del aeropuerto y el uso de mascarillas i protección facial tanto en la terminal como a bordo de los aviones. Todos los aviones de Ryanair están equipados con filtros de aire HEPA (similares a los que se emplean en las salas de emergencia de hospitales) y las superficies interiores de los aviones se desinfectan todas las noches con productos químicos, eficaces durante más de 24 horas. Si bien los controles de temperatura y las mascarillas y protección facial son la clave para lograr una vuelta a las operaciones de forma segura, también se fomentará el distanciamiento social en los aeropuertos y a bordo de los aviones, siempre que sea posible.

A bordo, la tripulación de cabina de pasajeros llevará mascarillas faciales y durante el vuelo se ofrecerá un servicio limitado de catering con bebidas y aperitivos preenvasados, sin aceptar pagos en efectivo. También se prohibirá hacer cola para ir al baño a bordo, aunque se facilitará el acceso a los que lo soliciten de forma individual. Ryanair recomienda a los pasajeros a lavarse y desinfectar las manos regularmente. Como medida adicional temporal de salud pública, y conforme los diferentes países de la Unión Europea van saliendo del confinamiento, exigirá a todos los pasajeros que vuelen en julio y agosto completar un formulario con los detalles en el momento de la facturación de la duración de su visita, así como su dirección mientras viajan a otro país de la Unión Europea y esta información de contacto se facilitará a los gobiernos para ayudarles a vigilar las normas de aislamiento que exijan de cara a los vuelos intracomunitarios.

Fotografía: Boeing 737-800 de Ryanair.

Relacionados