Air France implementará controles de temperatura a la salida de sus vuelos

A partir de hoy ,11 de mayo, y para garantizar el máximo nivel de salud y seguridad, Air France implementará progresivamente controles de temperatura a la salida de todos sus vuelos. Estas verificaciones sistemáticas se realizarán con termómetros infrarrojos sin contacto.

Se requerirá una temperatura corporal inferior a 38°C para viajar. A los clientes cuya temperatura sea más alta se les puede negar el embarque y su reserva se cambiará sin cargo adicional en un vuelo en una fecha posterior. Además, a partir de hoy 11 de mayo, el uso de máscaras también será obligatorio en todos los vuelos operados por Air France, en aplicación de la directiva francesa sobre el uso de máscaras en el transporte público.

Estas medidas son adicionales a las implementadas por la compañía y sus socios en respuesta a la crisis de salud de COVID-19, que incluyen:

  • El uso obligatorio de máscaras para todos los miembros de la tripulación y agentes en contacto con los clientes.
  • La modificación de los canales de los clientes en el aeropuerto , con la aplicación de medidas de distanciamiento físico en todo el aeropuerto y la instalación, cuando sea posible, de pantallas de protección de plexiglás en los aeropuertos.
  • La implementación de distanciamiento físico a bordo siempre que sea posible . En casi todos los vuelos, los factores actuales de baja carga permiten separar a los clientes según sea necesario. En los casos en que esto no sea posible, exigir que todos los pasajeros y la tripulación usen máscaras garantiza una protección adecuada de la salud.
  • El refuerzo de los procedimientos diarios de limpieza de aeronaves , con la desinfección de todas las superficies en contacto con los clientes, como reposabrazos, mesas y pantallas.
  • La introducción de un procedimiento específico para desinfectar aeronaves rociando un producto virucida aprobado con una duración efectiva de diez días.
  • Adaptación del servicio a bordo para limitar la interacción entre clientes y miembros de la tripulación. En vuelos nacionales y vuelos cortos en Europa, se suspendieron los servicios de comidas y bebidas. En vuelos de larga distancia, el servicio de cabina es limitado y se da preferencia a los productos envueltos individualmente.

Además, el aire en la cabina se renueva cada 3 minutos. El sistema de reciclaje de aire a bordo de los aviones de la aerolínea está equipado con «aire de partículas de alta eficiencia» o filtros HEPA, idénticos a los utilizados en los quirófanos de los hospitales. Estos filtros extraen más del 99,99% de los virus más pequeños, incluidos los que no superan los 0,01 micrómetros, lo que garantiza que el aire de la cabina cumpla con los estándares de calidad. Los virus tipo coronavirus, que varían en tamaño de 0.08 a 0.16 micrómetros, se filtran a través de los filtros HEPA.

Relacionados