Los aeropuertos de Brasil se organizan para mantener las aeronaves en tierra mientras dure la crisis

La brutal reducción en las operaciones aéreas causada por la situación de emergencia del Coronavirus llevó a la Agencia Nacional de Aviación Civil brasileña a iniciar negociaciones con los operadores aeroportuarios para implementar el estacionamiento contingente de aviones en los aeropuertos del país.

Como se hizo durante los principales eventos celebrados en Brasil (Mundial de Fútbol de 2014, o Juegos Olímpicos Río 2016), se establecieron nuevas áreas para este propósito en 22 terminales en el país, con 946 puestos aprobados y 610 puestos adicionales para hangar al aire libre.

Las posiciones se pueden utilizar para uso temporal o permanente. La necesidad de espacios de estacionamiento surgió después de la reducción de hasta un 90% en las operaciones de las aerolíneas y la creación de una red mínima esencial de integración para todo el país, programada para operar entre el 28 de marzo y finales de abril. Como el interés de las compañías es mantener sus aviones en ciertos aeropuertos que no tienen suficiente espacio de estacionamiento, ANAC coordinó la situación de contingencia. Los operadores han presentado estudios para la implementación de estacionamientos contingentes en áreas que no están aprobadas para este propósito. En general, se han creado puestos de estacionamiento en los patios, calles de rodaje y algunas pistas.

Los estudios se consolidaron en forma de análisis de impacto de seguridad operacional (AISO) y procedimientos específicos de seguridad operacional (PESO), que evalúan la seguridad de las operaciones y establecen procedimientos y medidas para mitigar el riesgo de esta operación. Las estimaciones para las nuevas posiciones de aeronaves se basaron fundamentalmente en modelos de tamaño medio de categoría «C», como el Boeing 737-800, Airbus A320 y Embraer E195-E2. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)

Relacionados