La escuela ecuatoriana Flying Pro incorpora un entrenador francés

La ATO (Air Training Organization) Flying Pro, con sede en Quito, puso en servicio un dispositivo de entrenamiento Alsim ALX, que emula monomotores y bimotores de pistón y hasta birreactores genéricos, al estilo del Boeing 737 y el Airbus A320, estando concebido para cursos ATPL (Airline Transport Pilot License), CPL/MCC (Commercial Pilot License/Multi Crew Cooperation), de acuerdo con los estándares regulatorios. Tiene un historial comprobado de rentabilidad y ayuda a ahorrar numerosas horas de vuelo. Esta es la primera vez que un entrenador de este modelo se instala en América del Sur, convirtiénsose la escuela en pionera en la región, con el objetivo colocar a sus estudiantes en las compañías aéreas. Este innovador proyecto beneficiará a la economía local, pero también a la la aviación ecuatoriana, ya que será utilizado por instituciones, como la Policía y Aviación Civil.

Flying Pro Aviation Academy es una subsidiaria de Solent Freight, creada para innovar la forma en que se entrena a los pilotos en la región. El centro ofrece el método AQP (Advanced Qualification Program) para la formación y la evaluación de su rendimiento, mejorando la calidad de la formación de los pilotos actuales y futuros. Solent Group fue fundado en 1995 con sede en Nueva York y es una empresa privada que ofrece soluciones innovadoras, no solo limitadas a Estados Unidos, sino con un amplio alcance y presencia mundial. Durante casi 25 años se ha asociado con marcas líderes para satisfacer la demanda del mercado, proporcionando servicios de carga aérea y logística de manera eficiente y asequible en todo el mundo. En la actualidad, Solent presta servicios en más de 137 aeropuertos de todo el mundo, que representan a numerosas aerolíneas para ofrecer una comercialización y ventas efectivas de su capacidad de carga aérea en mercados globales clave.

La clientela de la compañía incluye Cargo Logic Air, Korean, Swiss, AirBridge, Volga-Dnepr, Qatar Airways y Ethiopian Airways. ALSIM ha desarrollado simuladores certificados por la FAA (Federal Aviation Administration) estadounidense y EASA (European Aviation Safety Agency) desde 1994. Ha homologado más de 400 dispositivos de adiestramiento en vuelo con 300 clientes en más de 50 países. Proporciona una amplia gama de soluciones cubriendo desde las necesidades de entrenamiento de PPL (Private Pilot License), CPL y IR/ME (Instrument Rating/Multi Engine) hasta MCC-JOC (Jet Orientation Course), APS MCC (Airline Pilot Standards) y parte de MPL (Multi Pilot License) en la primera y segunda fase. Ofrece amplios servicios locales en apoyo de las ATO de cara a operar su cartera de productos.

Fotografía: De izquierda a derecha, Gonzalo Mogollón, máximo responsable ejecutivo de FlyingPro; Simon Milne, presidente de Solent; Carlos Criado, director de Desarrollo de Negocios de Quiport; Anyelo Acosta, director de Aviación Civil; Jorge Yunda, alcalde de Quito; y Pablo Galindo, secretario de Estado.

Alumnos y directivos de FlyingPro.

Relacionados