Airbus y el Gobierno de Québec son ya los únicos propietarios del programa A220

Airbus, el Gobierno de Québec y Bombardier acodaron la nueva estructura de propiedad del programa de birreactor A220, mediante el cual el fabricante canadiense transfirió las acciones que le quedaban en Airbus Canada a los dos primeros, con efectos inmediatos. Así, pasa pertenecer en un 75 por ciento a Airbus y el 25 es de Québec, participación que puede pasar a la empresa europea en 2026, tres años después de lo inicialmente previsto. Como parte del acuerdo, Airbus, a través de su filial al 100 por ciento Stelia Aerospace, también compró las capacidades de los paquetes de producción de los A220 y A330 a Bombardier en Saint-Laurent (Québec). Desde que asumió la mayoría del programa, el 1 de julio de 2018, los pedidos netos acumulados de esta aeronave aumentaron un 64 por ciento, situándose en 658 unidades a finales de enero de 2020.

Con esta transición, Bombardier recibirá 591 millones de dólares de Airbus, de los cuales 531 millones están ya en sus manos y 60 millones se pagarán entre este año y el que viene, suponiendo también la cancelación de las garantías de la canadiense que tenía la europea. El mercado de aviones de un solo pasillo está en expansión, representando el 70 por ciento de la demanda esperada de aviones. El segmento de 100 a 150 plazas, en el que el A220 es altamente complementario con la familia A320 de 150 a 240 asientos. Stelia Aéronautique en Saint-Laurent proseguirá con la producción de la cabina de pilotaje y de la sección trasera del fuselaje del A220 y con los paquete de trabajo de A330 durante un periodo de transición de tres años, traspasándolos luego a sus instalaciones de Mirabel para optimizar el flujo logístico de la línea de ensamblaje final de A220 establecida en ese lugar.

Airbus planea ofrecer a los actuales empleados de Bombardier que trabajan en los A220 y A330 en Saint-Laurent oportunidades en el programa A220, reteniendo sus conocimientos y la continuidad del negocio y del crecimiento en Québec. Al finalizar enero, 107 de esos birreactores volaban con siete usuarios en cuatro continentes. Sólo en 2019, Airbus entregó 48 A220. Bombardier, con más de 68.000 trabajadores, tiene su sede en Montreal e instalaciones productivas y de ingeniería en 28 países, cotizando sus acciones en la bolsa de Toronto. Sus ingresos anuales superan los 16.000 millones de dólares. Por su parte, la misión de Investissement Québec es participar activamente en el Desarrollo económico de esa zona, estimulando la innovación en los negocios, los emprendimientos y el crecimiento de las exportaciones en Québec. Proporciona servicios de apoyo, incluyendo medidas tecnológicas, soluciones financieras e inversiones.

Con una cifra de negocios de 2.400 millones de euros y 7.100 empleados en todo el mundo (4.500 en Francia y 2.600 en Norteamérica, Túnez, Marruecos y Portugal), Stelia Aerospace es uno de los líderes mundiales en el campo de aeroestructuras, asientos de pilotos y butacas de pasajeros de las clases ejecutiva y primera. Diseña y produce las secciones de fuselaje delanteras de toda la gama de aviones de Airbus, así como otras de los fuselajes y subconjuntos específicos para su matriz, alas totalmente equipadas para los biturbohelices regionales de la francoitaliana ATR (propiedad al 50 por ciento de Aribus y de la italiana Leonardo), fuselajes centrales también completamente equipaos para los birreactores ejecutivos Bombardier „Global 7500“ y partes de aeroestrcturas complejas metálicas y en materiales compuestos para Boeing, Bombardier, Embraer y Northrop-Grumman.

 

FOTO: La familia A320 (Airbus)

Relacionados