Iberia inicia la retirada de sus A340-600

El 13 de enero, Aercap, propietario de uno de los Airbus A340-642 que hasta hace poco operaba en régimen de alquiler Iberia, en concreto el matriculado como EC-JCZ (con número de serie de constructor MSN619, que voló por primera vez en Toulouse el 28 de enero de 2005 como F-WWCP, siendo bautizado con el nombre del poeta Vicente Aleixandre), lo trasladó para su almacenamiento a largo plazo al aeropuerto de Teruel, que se ha especializado en esos menesteres, a la espera de conseguir algún cliente que lo siga utilizando, algo que no es fácil con la creciente penetración en el mercado de birreactores de largo alcance de nuevas generaciones. Si no, finalmente se desguazara, aprovechando componentes para otras aeronaves en servicio. Está configurado con 36 butacas de la Clase “Business Plus”, 23 de “Económica Premium” y 300 de turista.

Se trata del modelo más grande en servicio con la compañía española y el único que está propulsado por cuatro motores, en concreto Rolls-Royce “Trent 556-61” algo que cada vez lo hace menos competitivo, siendo sustituido en esta compañía del grupo IAG por A350-900, del mismo fabricante, del que encargado hasta el momento 20 aparatos, si bien la versión -1000 podría ser a futuro el remplazo definitivo de los A340-600. Se trata del segundo ejemplar de esta versión de los 18 que recibió que da de baja (anteriormente ya había retirado completamente todos los de la variante -300), si bien el anterior (EC-JOH) fue a consecuencia de los daños que sufrió tras un percance sin daños personales, al salirse de la pista el 9 de noviembre de 2007 del antiguo aeropuerto de Quito, considerándose que no era rentable su reparación, especialmente por el coste y las dificultades de cambiar allí una de las alas, que resultó dañada, por una nueva.

El EC-JCZ fue entregado a Iberia el 25 de febrero de 2005, por lo que ha estado casi quince años en servicio. Este mismo ejemplar sufrió un incidente el pasado 22 de octubre en un vuelo de Madrid a Bogotá, que por meteorología tuvo que ser desviado a Medellín. Tras despegar de nuevo reventaron seis neumáticos del tren principal en el aterrizaje en la capital colombiana. Antes, el 17 de enero de 2019, tras registrar baja presión de aceite en uno de los propulsores, la tripulación decidió pararlo y aterrizar nuevamente en Bogotá con 360 personas a bordo, en un vuelo entre Lima y Madrid. La edad promedio de la flota de A340-600 en la compañía es de más de 13,5 años, por lo que no son viejos, si bien es cierto que han perdido competitividad. El A340 se lanzó en 1993, pero Airbus sólo consiguió vender 379 unidades, dejando de fabricarlo en noviembre de 2011, cuando decidió cancelar el programa por el fracaso comercial.

Fotografía: El A340-600 matriculado como EC-JCZ (foto Antonio Camarasa).

Relacionados