¿Guerra de aranceles entre Estados Unidos y Europa a cuenta del arbitrio de la OMC? El sector a la espera

No por esperada, la decisión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) de este pasado 2 de octubre ha dejado de provocar un nuevo terremoto en el sector aeronáutico mundial. Y es que el anuncio de la OMC cuantifica en 6.850 millones de euros anuales los aranceles que podrá imponer Estados Unidos a productos de la Unión Europea, en virtud del arbitraje derivado de las ayudas europeas a Airbus que viene denunciando la administración estadounidense.

En abril analizamos esta cuestión en profundidad, momento en el que los aranceles solicitados por Estados Unidos eran de 11.000 millones de dólares anuales, por supuestas pérdidas derivadas de las supuestas ayudas de Francia, Alemania, Reino Unido y España a Airbus, concretamente a la construcción de aeronaves civiles que habrían perjudicado la posición en el mercado de sus competidores de Boeing.

Ahora la OMC cifra esos aranceles o “contramedidas” según las denomina en 7.500 millones de dólares anuales a aplicar a aeronaves y partes de estas civiles fabricadas por Airbus (además de otros muchos artículos de consumo), lo que supone un serio varapalo a la situación del mercado actual.

Para ir a la raíz del problema, la OMC afirma en su arbitraje que la Unión Europea no demostró que no se siguieran los procedimientos legales en el caso de las subvenciones ilegales a Airbus. Por eso la OMC autoriza a aplicar esas “contramedidas” por las pérdidas generadas a Boeing con estas medidas.

El que es ya el mayor laudo arbitral en la historia de la OMC promete no ser el final de esta historia ya que la Comisión Europea tiene en marcha otra solicitud de contramedidas comerciales por la misma cuestión, alegando que Boeing ha recibido ayudas de la Administración estadounidense. En los próximos meses se producirá un anuncio similar de la OMC sobre aranceles a imponer a productos estadounidenses, incluyendo de Boeing.

Este es un tema que el CEO del grupo Airbus, Guillaume Faury, ha recordado en un rápido comunicado de la empresa en el que sobre todo se muestra apaciguador y llama a la búsqueda de una solución negociada entre las administraciones de uno y otro lado del Atlántico. El CEO de Airbus afirmaba que la compañía seguiría trabajando con sus socios, clientes y proveedores de los Estados Unidos para abordar las consecuencias del anuncio de la OMC, que constituye una barrera al libre comercio.

En su alegato Faury recuerda que las sanciones a Airbus tendrían importantes efectos en la industria y lo puestos de trabajo en Estados Unidos y en el conjunto del sector a nivel global, incrementando los precios de los aviones y perjudicando a las aerolíneas de todo el mundo. Faury recordó que el 40 % de las compras de Airbus relacionadas con aeronaves proceden de proveedores estadounidenses, cadena de suministro que afecta a 275.000 puestos de trabajo y que los últimos tres años totalizó 50.000 millones de dólares

La Unión Europea respondió rápidamente amenazando con sanciones del mismo tipo a las importaciones estadounidenses. La Comisaria de Comercio Cecilia Malmström afirmó que la Unión Europea se hacía cargo del anuncio de la OMC y advertía de los negativos efectos de la aplicación de las sanciones por parte de los Estados Unidos. Según Malmström, “tanto la Unión Europea como Estados Unidos han sido encontrados culpables por la OMC por continuar otorgando ciertas ayudas legales a sus fabricantes de aviones”. Recordó de nuevo la lista de productos estadounidenses que podrán ser gravados en breve por la Unión Europea, igual que podrá hacerlo ahora Estados Unidos. Resumiendo, advirtió de que “esta situación solo traerá  daños a ambos lados del Atlántico, perjudicando el comercio mundial y la industria de la aviación en un momento delicado”

Por último recordó que la Comisión Europea viene comunicándose continuamente con Estados Unidos en la búsqueda de una “solución justa y equilibrada” para las industrias aeronáuticas de ambos continentes. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El sector aeronáutico puede verse afectado en su conjunto. Exhibición de Airbus en el pasado Paris Air Show (Airbus)

·El 787 Dreamliner de Boeing (Boeing)

Relacionados