Suspenden nuevamente las obras del Aeropuerto civil-militar Felipe Ángeles

Un juez federal ordenó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) suspender de nuevo las obras de inicio del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) en tanto no se concluyan en definitiva los juicios de amparo promovidos por la organización #NoMasderroches, la cual busca frenar la obra que se realizará en terrenos de la Base Aérea Militar Número 1 (BAM-1) de Santa Lucía.

En un comunicado, la organización #NoMasDerroches informó sobre la decisión del Juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, quien se manifestó en torno a uno de los juicios de amparo promovidos por sus abogados y además ordenó a las autoridades responsables mantener como quedaron las obras del Aeropuerto Internacional de Texcoco (NAIM) hasta que haya un fallo definitivo.  Esta decisión, indica la organización civil, “guarda congruencia con lo resuelto el lunes de esta semana en el mismo sentido por el Sexto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa al resolver un recurso de queja emanado del mismo asunto. Los abogados de #NoMasderroches recordaron que el Poder Judicial de la Federación ya había otorgado suspensiones definitivas en seis ocasiones en contra de la construcción del AIFA.  Sin embargo, con ello se condicionaba el desarrollo aeroportuario a que se obtuvieran todos los permisos ambientales, de seguridad, viabilidad aeronáutica, y otras medidas de seguridad.

Los abogados advierten que una vez obtenidos todos los permisos y estudios en dichas materias que, en su  mayoría dependían de la propia Administración Pública Federal, el gobierno federal estaría en posibilidad jurídica de iniciar la construcción del aeropuerto sin importar que los juicios de amparo no hubiesen concluido aún.

En este contexto la organización civil señala que “la construcción del AISL (Aeropuerto Internacional de Santa Luciano) tendrá que esperar a que se resuelva el juicio de amparo de manera definitiva”.

El fondo del asunto, detallan, radica en la necesidad de determinar si la decisión del Gobierno de cancelar las obras del NAIM y dar luz verde a las del AIFA, cumple con los principios constitucionales de eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez en el gasto público, como lo indica el artículo 134 de la Constitución.

Por eso se han promovido decenas de juicios de amparo, para detener las obras del aeropuerto civil-militar y evitar el desmantelamiento del que estaba en construcción en Texcoco.

Con esta decisión, el Poder Judicial de la Federación, una vez más, demuestra ser un contrapeso a las decisiones de las otras ramas de gobierno que pudieren apartarse de lo que determinen nuestras leyes o resultar en el ejercicio ineficaz de los recursos de los mexicanos, señala la organización #NoMásDerroches, el cual asegura que “seguirá recurriendo a la vía legal en contra de cualquier proyecto que conlleve un potencial quebranto al marco jurídico, el desperdicio de recursos públicos, riesgos a la seguridad y medio ambiente y violaciones a los derechos humanos”. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)

Relacionados