Globalia, la primera compañía de capital extranjero en obtener una licencia para vuelos domésticos en Brasil

La Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) de Brasil ha publicado el acuerdo sobre la concesión de explotación de servicio regular de pasajeros a Globalia Linhas Aéreas Ltda, que administra Air Europa. Con esta aprobación, y una vez que obtenga el Certificado de Operador Aéreo, la empresa podrá actuar también en el mercado doméstico brasileño Esta concesión se produce después del cambio legislativo en Brasil que permite la inversión de hasta el 100 por ciento de capital extranjero en compañías aéreas. El mercado brasileño se encuentra en una situación complicada tras la quiebra de Avianca Brasil, que era uno de los grandes operadores del país, donde la mayor cuota la concentran Latam Airlines, Gol y Azul.El grupo turístico español Globalia será el primero de capital 100 por ciento extranjero en operar vuelos domésticos en Brasil.

El consejero delegado de la empresa, Javier Hidalgo, agradeció al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, esta “oportunidad histórica” y se comprometió a que contribuirá a la creación de empleo y le ayudará a cumplir con su objetivo de duplicar el número de turistas que visitan el país, hasta superar los 12 millones. Brasil es un país especial para el propietario de Air Europa, pues fue una de las primeras rutas transoceánicas, hace ya más de 20 años, y hoy cuenta con vuelos directos a Sao Paulo (diariamente, Salvador de Bahía (tres frecuencias semanales) y Recife (una). “Como es natural, hoy sentimos un sincero entusiasmo ante la posibilidad que se nos brinda de participar en un sector en crecimiento sostenido y de indudable valor para la economía brasileña”, aseguró Hidalgo al presidente de la nación, a quien agradeció su política reformista.

“Vamos a tener en el menor tiempo posible un plan de negocio y un estudio de las posibilidades que se nos presentan con esta oportunidad. Estamos estudiando las rutas dentro de Brasil que nos permitan posicionarnos y, si todo sale como esperamos, tenemos la intención de empezar a operar antes de fin de año”, explicó Hidalgo. «Las noticias que nos han traído los representantes de Globalia nos dejan extremadamente confiados de que estamos en el camino correcto para hacer del turismo el resorte propulsor de la economía de nuestro país. La entrada de una nueva empresa en nuestro mercado permitirá reducir los costos de los billetes aéreos y beneficiará a los ciudadanos brasileños que desean viajar. Este es sólo el primer paso, vamos en busca de otros competidores», afirmó el ministro de Turismo, Marcelo Álvaro Antônio.

Globalia facturó 3.850 millones de euros en 2018 y tiene presencia en más de 20 países, con un total de15.000 empleados, brindando servicios a todos los sectores del mundo del turismo. Comprende una serie de compañías independientes, como Air Europa, Halcón Viajes (agencias de viajes), Travelplan (operador turístico), Be Live Hotels (cadena hotelera) y Groundforce (“handling” aeroportuario). Air Europa, que pertenece a la alianza SkyTeam desde 2007, superó los 11 millones de pasajeros el pasado año. Simultáneamente, el presidente de la empresa, Juan José (Pepe) Hidalgo y padre de Javier, ha reorganizado de nuevo su participación. A partir de ahora el 46,58 por ciento corresponde a JJH Capital & Asset Management, cuya actividad es el alquiler de bienes inmobiliarios por cuenta propia, que en  2018 realizó dos ampliaciones de capital por las que pudo sumar 113,26 millones de euros. El capital total asciende a 183,27 millones.

Durante los últimos meses, han dejado el accionariado todos los inversores ajenos a la familia Hidalgo, con la excepción del ex ministro Ábel Matutes, que dispone de  un 5,14 por ciento. Santander, Unicaja e Inversiones Tirema –sociedad controlada por la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, la entidad que heredó todos los bienes y participaciones de la condesa de Torre Arias- decidieron desinvertir en Globalia. Javier Hidalgo entró de nuevo en el capital y con un 17 por ciento es el segundo accionista del grupo turístico. Sus hermanas Cristina y Maria José controlan el 7,04 y el 5,14 por ciento, respectivamente. Avelina Gutiérrez, la esposa de Juan José, tiene el 5,14 de la sociedad y Antonio, hermano del presidente, tiene el 9,1 por ciento del grupo en venta por 136,5 millones de euros y forma parte del Consejo de Administración de Globalia, igual que Abel Matutes Prats, hijo del fundador del Grupo Matutes.

Fotografía: Javier Hidalgo (tercero por la izquierda, consejero delegado de Globalia, y el presidente brasileño, Jair Bolsonaro (cuarto).

Relacionados