Empresa uruguaya lanza Chillwrap, un novedoso sistema de protección integral de equipaje

Anualmente se pierden más de 23 millones de maletas a nivel mundial. El fundador y CEO de ChillTravel, el empresario uruguayo Jerónimo Acosta, ha inventado una funda inteligente -diferente a los envoltorios plásticos que se ofrecen en los aeropuertos, cuyo costo ronda entre los 15 y 20 dólares, y solo sirven como protectores- para que el pasajero se sienta más seguro y pueda hacer un seguimiento de su maleta a través de su propio celular.

Además de los citados 23 millones de maletas globales extraviadas se contabilizan cerca de 4 millones de dólares  en artículos personales robados. Por ello, y con el objetivo de disminuir la cantidad de incidentes,  ChillTravel, creó, con el apoyo de la Agencia Nacional de Innovación e Investigacion (ANII) del Uruguay y la Universidad de Montevideo (INITIUM)    un novedoso emprendimiento con foco global que apunta a mejorar la experiencia de pasajeros que utilizan medios de transportes aéreos.
A través de una funda ultra-resistente e inteligente para valijas (que también evita la introducción de objetos ilegales en el equipaje despachado), el pasajero no solo disminuirá la posibilidad de daños y robos al momento de viajar; también podrá seguir su equipaje a través de un sistema tecnológico de recupero, mediante sensores Bluetooth, e inclusive realizar el seguimiento del mismo desde que es depositado en la cinta del aeropuerto de destino.

Cada wrap o funda- fabricada con un material ultra-resistente a impactos llamado Tyvek (fabricado por Dupont)-  viene acompañada de un código QR que se imprime en los laterales y es único para cada valija. Por ello, aquel usuario que quiera utilizarlo deberá, a través de la aplicación de ChillTravel, registrarlo y describir la maleta para que sea mucho más fácil de identificar. En el caso de perderse, deberá denunciarla como extraviada a través de la plataforma y quien la encuentre (generalmente son las líneas aéreas y el personal de los aeropuertos), escaneará ese código y notificará al usuario correspondiente. Es importante destacar que esta funda no es reutilizable, ya que ,de serlo,  sería muy fácil de violar. Por ello, al momento de abrir la maleta, el cliente deberá cortar y descartar cada wrap.

De igual forma, es destacable que las maletas no son las cosas que más se pierden al momento de viajar. Ese lugar lo toman los objetos personales como las tablets, billeteras o auriculares, que van  usualmente a las oficinas de objetos perdidos y no tienen manera de ser asociados a su dueño. Por ello, cada wrap para maleta también vendrá acompañado de 3 stickers extras para que puedan ser adheridos a otro objeto que el usuario desee y que, en caso de perderlo, pueda aumentar exponencialmente las posibilidades de encontrarlo.  Dentro de cada Wrap vienen 3 códigos QR adicionales en formato sticker para pegarlos en objetos personales como Celular, Computadora, Tablet, Billetera, Pasaporte, etc

Allí, cada cliente tendrá tres opciones: pasar a buscarlo personalmente por el aeropuerto en cuestión, pedir que se lo envíen por DHL , grupo con el que existe un convenio específico(habiendo abonado la cotización correspondiente) o, en caso de no querer pagar el envío, dejarlo abandonado.
Estas fundas, construidas en material eco-friendly, son comercializadas a través de dos canales de venta. Uno de ellos se da directamente con los negocios (como TiendaViajes, Zenit, Avis Rent a Car, Britt Shop, ubicado dentro del Aeropuerto de Carrasco, Trotamundos, o Aseguromiviaje.com); y el otro se desarrolla a través conocidas  de redes digitales latinas de venta.

Adicionalmente, la venta de publicidad, con logos comerciales impresos en los wrap, podría generarle ingresos extra al fabricante, abriendo un abanico novedoso en materia comunicacional. (Javier Bonilla)

Relacionados