Falleció Niki Lauda

El 20 de mayo falleció a los 70 años Andreas Nikolaus (Niki) Lauda, nacido el 22 de febrero de 1949 en Viena, famoso piloto austriaco de automovilismo, campeón de “Fórmula 1” en tres ocasiones, subcampeón en una y cuarto en dos. En 1976 sufrió un grave accidente en el Gran Premio de Alemania que le produjo graves quemaduras que le dejaron marcas de por vida. Retirado temporalmente de las carreras, en 1978 fundó su propia compañía aérea en abril de 1979, Lauda Air, de vuelos charter, para dedicarse a ella a tiempo completo. Las deudas y una larga querella con la compañía Austrian Airlines lo obligaron a volver a la F1 en 1982. Se retiró definitivamente de la competición en 1985, regresando a la gestión de Lauda Air, que desde 1987 realizó vuelos regulares también.

En 1989 se estrenó en los vuelos de largo alcance. En 2001 la vendió al socio mayoritario, Austrian Airlines. En 2003 compró Aero Lloyd Austria, que el 28 de noviembre de 2003 comenzó a operar como aerolínea de bajos costes como Niki. El 9 de enero de 2004 llegó a un acuerdo de cooperación con Air Berlin, que compraría un 24 por ciento de su capital. La alemana quebró en 2017, llevando al cierre de Niki .que llegó a tener 16 A321-200- a finales de ese año. Nació en el seno de una familia acomodada. Si bien en casi todos los medios se apunta que su abuelo paterno fue el abogado y empresario vienés Hans Lauda, según la prensa española fue el gallego Juan Lauda Crespo, natural de Loña do Monte, aldea del ayuntamiento de Nogueira de Ramuín, en la provincia de Orense.

 Lauda se formaba como hombre de negocios, pero decidió ser piloto de carreras en 1968 contra la voluntad de su familia. Comenzó a correr en F1 en 1971. Obtuvo al principio poco éxito, pero dio su gran salto deportivo cuando su compañero de equipo en BRM, Clay Regazzoni, volvió al equipo Ferrari en la temporada 1974. El legendario propietario del equipo, Enzo Ferrari, requirió la opinión de Regazzoni sobre el conductor austríaco y al recibir buenas referencias, inmediatamente lo fichó. Comentó las carreras de F1 para una cadena de televisión y fue asesor y accionista del Mercedes de F1 hasta poco antes de su muerte. Lauda también fue conocido por el apodo de “Rata” o “SuperRata”, en virtud de la disposición de sus dientes frontales. Se casó en 1975 con Marlene, de quien tuvo dos hijos.

Se divorció en 1996 tras 21 años de matrimonio. Su tercer hijo, Christian, nació fuera de ese matrimonio. Como consecuencia del accidente sufrido en 1976, sufrió graves quemaduras en la cabeza y el cuerpo, además de fracturas e intoxicación por los vapores tóxicos que desprendía el combustible en llamas. ​ Se sometió a cuatro operaciones para trasplante de piel, pero todas fracasaron debido a que su sistema inmune los rechazaba. Lauda decidió no volver a operarse y comenzó a llevar una gorra roja para cubrir sus cicatrices, que con los años se volvió su marca distintiva. En 1983 como tenía problemas de visión, se sometió a un operación de párpado en Río de Janeiro. ​En 1997 se le diagnosticó una insuficiencia renal y debió recibir un trasplante de riñón de su hermano.

En 2005 debió someterse a una nueva operación para trasplantar el otro riñón. Si bien en un comienzo el donante iba a ser su hijo mayor, un problema de incompatibilidad detectado en el último momento lo invalidó. La entonces novia de Lauda, Birgitt resultó ser compatible y se ofreció a donar su riñón. Se casó con ella en 2005 y desde entonces residían en Ibiza,  junto a dos mellizos, que nacieron en 2009. A principios de 2018 compró otra aerolínea, Amira Air, creada en 2001 y la renombró Laudamotion y se quedó con los activos de la insolvente Niki, incluyendo 15 aviones. El 20 de marzo de 2018  alcanzó un acuerdo de venta del 24,9 por ciento del capital a Ryanair, que a finales de diciembre compró todas las acciones. Niki Lauda murió en un hospital en Zúrich. ​En 2018 había sido internado en reiteradas oportunidades, incluyendo una operación de trasplante de pulmón en agosto. A inicios de 2019 fue nuevamente internado por una infección. Había sido sometido a diálisis renal días antes de su fallecimiento. ​

Fotografía: Las dos pasiones de Niki Lauda fueron los coches de carreras y la aviación comercial.

Relacionados