Emirates Group anuncia su 31º año consecutivo de beneficios, pese al alza del crudo

En el informe anual 2018/2019, Emirates Group registró un beneficio de 631 millones de US$ en el año financiero que finalizó el 31 de marzo de 2019, un 44 % menos que el año pasado. Los ingresos del grupo han alcanzado los 29,8 mil millones de US$, un aumento del 7 % con respecto a los resultados del año pasado. El balance de efectivo del grupo fue de 6 mil millones de US$, un 13 % menos que el año pasado debido principalmente a las inversiones de gran envergadura realizadas en el negocio, incluidas adquisiciones y el pago del dividendo del año pasado de 545 millones de US$.

En línea con el beneficio general, el grupo ha declarado un dividendo de 136 millones de US$ a la Corporación de Inversiones de Dubái para 2018/2019. Según el jeque Ahmed bin Saeed Al Maktoum, presidente y director ejecutivo de la aerolínea y del Emirates Group: “El año financiero 2018/2019 ha sido complicado, y nuestro rendimiento no ha sido tan bueno como cabría esperar. Los altos precios del combustible y el fortalecimiento del dólar estadounidense han mermado nuestras ganancias, al igual que la creciente competencia en nuestros mercados clave. El aumento de la demanda de carga aérea global respecto al año anterior parece haber dado marcha atrás; y también hemos notado una disminución en la demanda de viajes en nuestra región, que afecta tanto a dnata como a Emirates.”

En 2018/2019, el grupo ha invertido 3,9 mil millones de US$ en nuevos aviones y equipamiento, la adquisición de compañías, instalaciones modernas, las últimas tecnologías e iniciativas de personal, un aumento significativo respecto al gasto de inversión del año pasado de 2,5 mil millones de US$.

En febrero, anunció un pedido de 40 A330-900 y 30 A350-900 por valor de 21,4 mil millones de US$ en un acuerdo firmado con Airbus, que será entregado entre 2021 y 2024, respectivamente. La aerolínea también recibirá 14 A380 adicionales entre 2019 y finales de 2021, con un total de 123 unidades de este modelo pedidas.

Las inversiones clave de dnata durante el año han incluido: las adquisiciones de Q Catering y Snap Fresh en Australia, y 121 Inflight Catering en los Estados Unidos; la compra de acciones para poseer Dubai Express, Freightworks S.L.; y una participación mayoritaria del 51 % de Bolloré Logistics S.L., EAU; la construcción de nuevas instalaciones de handling del sector farmacéutico y de carga en Bélgica, Estados Unidos, Reino Unido, los Países Bajos, Australia, Singapur y Pakistán; la adquisición del turoperador alemán Tropo, y una participación mayoritaria en BD4travel, una compañía que proporciona soluciones de IT basadas en la inteligencia artificial en el sector de los viajes.

En sus más de 120 filiales, el personal del grupo ha aumentado en un 2 % hasta llegar a los 105.286 empleados, que representan más de 160 nacionalidades. Esto es debido principalmente a las nuevas adquisiciones de dnta y a la expansión internacional del negocio.

Desempeño de Emirates

La capacidad total de pasajeros y carga de Emirates superó los 63 mil millones, con 63,3 mil millones de ATKM a finales del año financiero 2018/2019, consolidando su posición como la mayor aerolínea internacional del mundo. La compañía aumentó moderadamente la capacidad durante le periodo de 2017/2018 en un 3 %, con el foco puesto en la mejora del rendimiento.

Emirates recibió 13 nuevos aviones durante el año financiero: siete A380 y seis Boeing 777-300ER. La próxima entrega de 777 está prevista de cara a 2020, cuando Emirates reciba su primer avión 777X. Durante 2018/2019, Emirates ha retirado 11 de sus aviones más antiguos, constituyendo una flota de 270 aviones a finales de marzo. Esta transformación de la flota, que ha implicado un total de 24 aviones, ha sido nuevamente una de las más importantes llevadas a cabo en un año, y ha ayudado a mantener la edad media de la flota de Emirates en 6,1 años.

Durante este año, Emirates ha lanzado tres nuevos destinos de pasajeros, Londres Stansted (Reino Unido), Santiago (Chile) y Edimburgo (Escocia), y ha restablecido los servicios a Sabiha Gokcen (Turquía). También ha añadido capacidad de vuelo a 14 destinos de su red y ha mejorado la capacidad en seis ciudades, ofreciendo a los clientes más opciones de horarios y conexiones.

Para complementar el crecimiento orgánico de su red, ha expandido su conectividad global a través de nuevos acuerdos de código compartido con Jetstar Pacific y China Southern Airlines. Asimismo, también ha mejorado su parthernship comercial estratégico con South African Airways. La asociación entre Emirates y flydubai continúa creciendo, y los pasajeros de Emirates ahora pueden acceder a 67 destinos más operados por flydubai y disfrutar de una mejor conectividad con 11 vuelos de flydubai operados desde la Terminal 3 de Emirates. La asociación también ha incluido la conversión de Emirates Skywards en el programa de fidelización tanto de Emirates como de flydubai.

A pesar de la creciente competencia en sus mercados clave, Emirates aumentó sus ingresos en un 6 % con 26,7 mil millones de US$. El fortalecimiento relativo del dólar estadounidense frente a las monedas de muchos de los mercados clave de Emirates ha tenido un impacto negativo de 156 millones de US$ en los resultados de la aerolínea, un marcado contraste con el impacto positivo de las divisas del año anterior de 180 millones de US$.

Los costos operativos en su totalidad aumentaron un 8 % durante el año fiscal de 2017-2018. El precio medio del combustible para aviones subió otro 22 % durante el año financiero después del aumento del 15 % del año pasado. Incluyendo un aumento del 3 % en consonancia con el incremento de capacidad, la factura de combustible de la aerolínea fue sustancialmente mayor en un 25 % respecto al año pasado, 8,4 mil millones de US$. Este es el mayor gasto de combustible que ha tenido la aerolínea, que representa un 32 % de los costos comparativos, en comparación con el 28 % registrado en el periodo de 2017/2018. Así, el combustible sigue siendo el componente de mayor costo para la aerolínea.

En un contexto de altos precios del combustible, una fuerte tasa de interés y un impacto desfavorable del tipo de cambio, la aerolínea ha presentado un beneficio de 237 millones de US$, una bajada del 69 % respecto a los resultados del año pasado y un margen de beneficio del 0,9 %.

El conjunto del tráfico de pasajeros se ha mantenido estable, ya que Emirates ha transportado 58,6 millones de pasajeros, un 0,2 % más. Con un aumento de la capacidad de asientos del 4 %, la aerolínea ha conseguido un factor medio de ocupación del 76,8 %. La ligera disminución del factor medio de ocupación en comparación con el 77,5 % del año pasado refleja el impacto de la ralentización de las economías regionales en la demanda de viajes y en la competencia feroz en múltiples mercados.

El aumento de las tarifas de mercado y una combinación favorable de sus tres clases (First, Business y Economy) han ayudado al incremento del rendimiento por pasajero en más de un 3 % en 26,2 fils (7,1 centavos de US$) por Revenue Passenger Kilometre (RPKM), aunque el impacto total se compensó parcialmente con el fortalecimiento del dólar estadounidense frente a la mayoría de monedas. Durante el año, Emirates recaudó 3,9 mil millones de US$ para financiar el crecimiento de su flota, utilizando una combinación de préstamos a plazo y arrendamientos financieros y operativos.

Como prueba de la creciente influencia del estructurado mercado de financiamiento japonés para Emirates, los seis aviones 777-300ER se entregaron a través de un Arrendamiento Operativo Japonés con Opción de Compra que recaudó más de mil millones de US$. Desde 2014, Emirates ha recaudado más de AED 28 mil millones (7,6 mil millones de US$) del mercado de financiamiento japonés.

Un Sukuk corporativo de 600 millones de US$ emitido en marzo de 2018 financió dos entregas del A380; y los cinco A380 restantes fueron entregados en una combinación de arrendamientos operativos, préstamos de financiamiento respaldados por la Agencia de Crédito de Exportación (ECA, en sus siglas en inglés) y arrendamientos financieros acordados por inversionistas institucionales y bancos de Corea, Alemania, Reino Unido y Medio Oriente.

Los ingresos generados por las seis regiones operadas por Emirates continúan siendo equilibrados, dado que ninguna de ellas contribuye con más del 30 % de los ingresos totales. Europa ha sido la región que más ha contribuido con 7,7 mil millones de US$, con un incremento del 6 % respecto al 2017/2018. Asia oriental y Australasia le siguen de cerca con 7,2 mil millones de US$, con un aumento del 5 %. La región de las Américas ha registrado un crecimiento de ingresos de 3,9 mil millones de US $, un 8 % más. Por su parte, los ingresos de África se han visto incrementados en un 9 %, con 2,8 mil millones de US$, mientras que los ingresos del Golfo y Oriente Medio han disminuido en un 3 % con 2,3 mil millones de US $. Por último, los ingresos de Asia occidental y de la zona del océano Índico se han intensificado en un 6 %, con 2,2 mil millones de US$.

A lo largo del año, Emirates ha introducido mejoras de producto y servicios a bordo, en tierra y online.

Entre los aspectos más destacados, se incluyen: la finalización del programa multimillonario (150 millones de US$) para renovar la totalidad de su flota de Boeing 777-200LR con asientos nuevos y más amplios en Business Class y remodelación de la cabina de Economy; el lanzamiento del Emirates Vintage Collection, con excelentes vinos que han sido almacenados durante 15 años; y los nuevos productos de lujo en First y Business Class desarrollados en colaboración con marcas como Bowers & Wilkins, Bulgari y BYREDO.

En tierra, Emirates ha introducido un nuevo servicio para que los pasajeros en Dubái puedan hacer el check-in desde su casa, hotel u oficina y puedan facturar su equipaje antes de la salida del vuelo; la aerolínea ha añadido un nuevo lounge en El Cairo y ha renovado los Emirates Lounges existentes en Nueva York y Roma; y también ha lanzado pruebas piloto para la primera “ruta biométrica” del mundo en el aeropuerto de Dubái utilizando la última tecnología biométrica para facilitar el check-in, los trámites de inmigración y el embarque a los pasajeros de Emirates.

Emirates SkyCargo ha seguido cosechando un sólido rendimiento en un mercado altamente competitivo con una demanda menguada, y ha contribuido un 14 % a los ingresos totales de transporte de la aerolínea.

En un mercado de carga aérea que se enfrenta a una implacable presión a la baja sobre los rendimientos y la desaceleración de la demanda, la división de carga de Emirates ha reportado unos ingresos de 3,6 mil millones de US$, un aumento del 5 % respecto al año pasado. El tonelaje transportado ha aumentado ligeramente en un 1 % hasta alcanzar los 2,7 millones de toneladas.

Relacionados