Estados Unidos prepara sanciones comerciales a Airbus

La guerra comercial que mantienen desde hace años Estados Unidos y Europa en el sector de la construcción aérea vive un nuevo episodio. El pasado 8 de abril la Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos (United States Trade Representative  o USTR) anunció el inicio de un procedimiento bajo la Sección 301 del Acta de Comercio de 1974 para identificar productos procedentes de la Unión Europea a los que aplicar tasas adicionales si la Unión Europea no elimina los subsidios que viene denunciando Estados Unidos ante la Organización Mundial del Comercio (WTO por sus siglas en inglés).

Por eso, la USTR ha publicado una lista preliminar de productos procedentes de la Unión Europea que serán gravados con tasas adicionales. Dicha lista, a la que ha tenido acceso defensa.com incluye específicamente una categoría referente a helicópteros y aviones de uso civil, así como partes de estos procedentes de la Unión Europea.

Estados Unidos alega que la Unión Europa aplica subsidios a diferentes compañías y productos que suponen una desventaja comercial para los productos estadounidenses, siendo el caso más importante el de la construcción aeronáutica civil. De hecho el comunicado de la USTR especifica el caso de Airbus. Según la USTR el efecto de estas ayudas europeas a la industria aeronáutica supone unas pérdidas de 11.000 millones de dólares anuales, cantidad que está pendiente de arbitrio en la WTO, de la que se espera emita una resolución este verano.

Estados Unidos ha denunciado ante la WTO que la Unión Europea y cuatro de sus miembros, concretamente Francia, Alemania, Reino Unido y España aplican ayudas públicas a Airbus, en forma por ejemplo de “ayudas al lanzamiento” de nuevos aviones, lo que según la USTR habrían supuesto que Boeing dejara de vender en los últimos años 300 aviones y hubiera perdido una importante cuota de mercado. La USTR ilustra por ejemplo el caso de las ayudas al lanzamiento de los Airbus A350 XWB y A380 que habrían competido en mejores condiciones con los 787 y 747 de Boeing, perdiendo importantes contratos en la propia Unión Europea, Australia, China, Corea del Sur, Singapur y Emiratos Árabes Unidos.

Y es que en lo que parece una sentencia propia del presidente Trump, el representante de la USTR Robert Lighthizer afirma que “ha llegado el momento de la acción” después de catorce años de litigios. “Nuestro objetivo último es llegar a un acuerdo con la Unión Europea… cuando la Unión Europea acabe con esta política se subsidios dañinos, Estados Unidos eliminará los aranceles”.

Estados Unidos ha solicitado a la WTO imponer aranceles para compensar esta situación por valor de 11.200 millones de dólares al año, la Unión Europea impugnó esta medida y actualmente la WTO está evaluando esta solicitud. Una vez que la WTO emita su informe sobre el valor de las compensaciones, la USTR emitirá una lista final de productos a los que aplicará las sanciones hasta alcanzar el importe acordado.

Esta situación cobra importancia si tenemos en cuenta el delicado momento que vive Boeing tras los accidentes de los 737 Max que han obligado a suspender los vuelos de estos aviones en gran número de países y ha supuesto grandes pérdidas al gigante estadounidense. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Un A350-1000 (Airbus)

Relacionados