ENAIRE aprueba el plan Verano 2019

La estimación que baraja ENAIRE para este verano, entre los meses  de junio y agosto, es de un incremento de vuelos del 4,6% respecto al verano pasado, lo que supondrá unos 659.000 vuelos, a pesar de factores a tener en cuenta como el Brexit, precio del combustible y competencia de nuevos destinos turísticos emergentes. Para afrontar esta situación, ENAIRE se marca un plan de actuación basado en estos puntos:

-Vigilancia de la meteorología: ENAIRE y Aena han creado un grupo de trabajo con el objetivo de analizar los futuros contratiempos meteorológicos y actuar en consecuencia, ya que 2018 las regulaciones de aéreas por meteorología adversa registraron un incremento del 150% (agosto, por ejemplo, fue el mes con más tormentas eléctricas de toda la serie histórica de la que tiene constancia la Agencia Estatal de Meteorología).

– Contratación de nuevos controladores aéreos: ENAIRE incorporará 84 nuevos controladores aéreos, de los cuales 63 se espera puedan estar habilitados a los procesos de instrucción. De estos 63, la mitad irán destinados a la Región Este que incrementará su plantilla a un total de 490.

-Medidas de cooperación a nivel comunitario:  ENAIRE actúa de una manera directa en el análisis del balanceo entre demanda prevista y la real; la cooperación entre los diferentes proveedores nacionales de navegación aérea; mejora de la interfaz entre Francia y España (programadas ya reuniones entre ENAIRE, EUROCONTROS y DSNA a primeros de febrero).

-Rebaja de tasas de ruta: Desde el 1 de enero, ENAIRE redujo en un 12% las tasas de ruta nacionales así como la congelación de tarifas de aproximación lo que tendrá un efecto directo en el ahorro de las diferentes compañías aéreas, y siendo por tanto, las tasas de ruta más bajas y competitivas entre los principales proveedores de navegación aérea europea.

Relacionados