IAI ofrece su sistema Drone Guard para su despliegue inmediato en el aeropuerto de Gatwick

El aeropuerto se vio obligado a cancelar los vuelos el miércoles y el viernes lo que ha motivado la intervención del Ministerio de Defensa británico. Sin embargo, a pesar de dos detenciones que se demostraron finalmente erróneas, no se ha podido conocer la autoría de los hechos.

Ante esta situación, el secretario de Estado de Seguridad Ben Wallace anunció el jueves que se desplegaría un sistema de detección de drones aunque no se especificó de qué sistema se trata.

Ante esta situación, el mismo viernes, la compañía Elta Systems, filial de Israel Aerospace Industries anunció su predisposición para desplegar de forma inmediata su sistema de defensa Drone Guard, un sistema que ya ha llegado a Reino Unido y que podría tratarse del mencionado por el secretario de Estado de Seguridad.

Cómo funciona

El Drone Guard, que analizamos en el artículo “Tecnologías contra UAVs” en el número 466 de febrero del año pasado de la revista Defensa, es capaz de detectar y neutralizar electrónicamente la amenaza de los UAVs, tanto en entornos militares como civiles. Es resultado de combinar un radar tridimensional y un sensor electroóptico de la filial Elta Systems para las tareas de detección y un sistema de perturbación electrónica o jamming para impedir el control del aparato.

El fabricante ofrece alcances de detección de 10, 15 y 20 km. empleando los radares EL/M-2026D, EL/M-2026B o EL/M2026BF respectivamente, radares diseñados para defensa aérea de muy corto alcance (Very Short Range Air Defense o VSHORAD) con los algoritmos revisados para ser capaces de detectar objetivos de pequeño tamaño. Una característica destacable es que el sistema de perturbación electrónica dispone de un modo denominado “Return Home” según el cual el UAV vuelve a su punto de origen automáticamente aunque lo habitual será perturbar sus sistemas y hacerlo caer a tierra.

Además el sistema ha sido recientemente actualizado, denominándolo ahora Next Generation Drone Guard, cuya configuración ahora presentada incluye un módulo de Inteligencia de Comunicaciones (Communication Intelligence o COMINT) que es capaz de detectar, clasificar e identificar la amenaza a partir del análisis de las frecuencias y los protocolos de comunicaciones empleados por la amenaza. Elta además ha actualizado las capacidades tanto del radar tridimensional, del sensor electroóptico y del perturbador o jammer. El Drone Guard puede perturbar o directamente bloquear el canal de comunicación o el sistema de navegación del UAV mediante una serie de protocolos de comunicaiones que pueden dejar fuera de combate un único aparato o inlcuso un enjambre (swarm) que pongan en riesgo las instalaciones que se están protegiendo. El diseño del Drone Guard es modular, adaptándose a los requerimientos tanto de operadores militares como civiles.

En marzo del año pasado la Fuerza Aérea Estadounidense seleccionó el Drone Guard a través de la compañía Elta North America. Se contrató la producción y entrega de 21 sistemas contra UAVs, valorados en 15,6 millones de dólares. Y más recientemente interceptó varios drones durante su despliegue en la cumbre del G20 que tuvo lugar en Argentina.  (José Mª Navarro García)

Fotografía: Configuración del Drone Guard (IAI)

·El radar del Drone Guard (IAI)

Relacionados