La chipriota Cobalt suspendió operaciones

La compañía de bajos costes chipriota Cobalt Air cesó sus actividades el 17 de octubre, tras un 2017 de fuertes pérdidas, al fracasar en su intento de lograr un acuerdo con un potencial inversor europeo. El principal accionista, con el 49 por ciento de las acciones, es AJ Cyprus, propiedad de la china Avic Joy Air. Ofrecía 23 destinos en 13 países de la de la Unión Europea, Rusia y Oriente Medio y en España operaba en Madrid., con una flota de 2 Airbus A319 y 4 A320. Mantiene unas reservas de 15 millones de euros para el pago de sus alrededor de 200 empleados.

Con base en el aeropuerto internacional de Larnaca, donde tenía una cuota de mercado del 8,2 por ciento, la segunda después de la griega Aegean, operó su primer vuelo el 1 de junio de 2016, a Atenas. Era la segunda aerolínea chipriota establecida desde la disolución de Cyprus Airways en 2015, con el objetivo de ocupar el vacío que dejó al quebrar, después de ser obligada a devolver por la Comisión Europea más de 100 millones de euros en ayudas estatales ilegales. En mayo del año pasado anunció la implementación de un programa de viajeros frecuentes y y tres meses después que adaptaría su flota para ofrecer “wifi”, como parte de su alejamiento del enfoque original de bajo coste hacia un modelo de servicios completos.

Relacionados