Boeing publica los resultados económicos del tercer trimestre del año

Boeing Company ha publicado unos ingresos del tercer trimestre de 25.100 millones de dólares. Los ingresos de la división Commercial Airplanes  se elevaron en ese periodo a 15.300 millones de dólares, casi sin cambios por el hecho de que el mix de entregas compensó buena parte del efecto de la reducción de las entregas. El margen operativo aumentó hasta el 13,2 por ciento en el tercer trimestre por los altos márgenes del modelo 787 y el buen desempeño de los programas de producción, efectos compensados en parte por el aumento de 112 millones de dólares en los gastos del programa KC-46 Tanker por el esfuerzo mayor de lo previsto para satisfacer las exigencias del cliente en cuanto a la entrega de los primeros aviones, y también por los retrasos acumulados en los procesos de certificación y pruebas.

La división Commercial Airplanes entregó 190 aviones en el trimestre, incluidos 57 aviones 737 MAX. El programa 777X avanza a buen ritmo de cara a empezar las entregas en 2020, ya que el avión para la prueba estática se ha completado y trasladado a las instalaciones de pruebas y la producción de los dos primeros aviones para pruebas en vuelo va avanzando.

Registró 171 pedidos netos en el trimestre, por un valor de 13.000 millones de dólares. El programa 787 ha acumulado cerca de 100 pedidos en 2018, y casi 1.400 pedidos desde su lanzamiento. La cartera se mantiene fuerte con más de 5.800 aviones por un valor de 413.000 millones de dólares. Se confirman las previsiones de ingresos para la división de aviación comercial entre 59.500 millones de dólares y 60.500 millones de dólares, mientras que se ha aumentado la previsión del margen hasta 12-12,5 por ciento (desde «superior a 11,5 por ciento») por el buen comportamiento.

El beneficio por acción según los PCGA aumentó a 4,07 dólares y el beneficio recurrente por acción (no-PGCA) aumentó hasta 3,58 dólares, gracias principalmente al sólido desempeño operativo de Commercial Airplanes y al beneficio fiscal por un liquidación tributaria (0,71 dólares por acción). Los resultados reflejan dotaciones relacionadas con las inversiones planeadas en los nuevos contratos para los programas T-X Trainer y MQ-25. Boeing registró un robusto flujo de caja operativo de 4.600 millones de dólares, recompró acciones por 2.500 millones de dólares y repartió 1.000 millones en dividendos.

La compañía ha elevado su previsión de ingresos en 1.000 millones de dólares hasta una horquilla de 98.000-100.000 millones de dólares por el aumento de los  volúmenes de defensa y servicios, incluida la adquisición de KLX. La previsión de flujo de caja operativo se confirma entre 15.000 y 15.500 millones de dólares. Para el ejercicio completo, las estimaciones de beneficio por acción según PCGA han aumentado hasta una horquilla de 16,90-17,10 dólares (desde 16,40-16,60 dólares) y las de beneficio recurrente por acción (no-PCGA) han aumentado hasta 14,90-15,10 dólares (desde 14,30-14,50 dólares), principalmente debido a un tipo impositivo menor de lo previsto y a la mejora del desempeño de Commercial Airplanes.

Relacionados