Primera Air se declaró en quiebra

Menos de tres semanas después de anunciar que pretendía operar vuelos de largo alcance desde Madrid con birreactores de fuselaje estrecho Boeing 737 MAX9, la danesa –de origen islandés- de bajos costes Primera Air comunicó el 1 de octubre que dejaba de volar al día siguiente por quiebra, debido a la falta de acuerdo con su principal banco acreedor. Pasajeros que tenían vuelos de Londres/Stansted –la dirección de este aeropuerto ha incautado uno de sus aviones-a Nueva York y Washington han conocido la situación cuando estaban a punto de coger un vuelo de la aerolínea. La aerolínea ya había anunciado en los dos últimos años sucesos desafortunados que habían afectado gravemente a su situación financiera, anulando todos sus vuelos desde Birmingham y recortando casi todas sus rutas hacia España. Sin una financiación adicional no veía ninguna posibilidad de continuar con sus operaciones.

Primera comenzó a volar rutas transatlánticas la pasada primavera con tarifas por solo 99 dólares en cada sentido. Se lanzó en 2009 como una compañía de vuelos charter. Sus problemas económicos de agravaron con los retrasos en la recepción de A321neo, que ocasionaron dificultades operacionales, incluidos retrasos y cancelaciones. Los clientes quedaron claramente insatisfechos con el irregular historial de rendimiento de la aerolínea, que a menudo recibía quejas en las redes sociales por cancelaciones y retrasos en la recepción de compensaciones. Para cumplir con las obligaciones de servicio tuvo que recurrir a alquileres con tripulaciones de otras compañías (wet lease), agregando un gasto significativo. En ausencia de opciones, la CAA (Civil Aviation Authority) del Reino Unido emitió un aviso que animaba a los pasajeros a reservar sus propios boletos alternativos para retornar, explicando que podías presentar reclamaciones ante los emisores de tarjetas de crédito y proveedores de seguros de viaje.

Le empresa había encargado 8 MAX9más 4 opciones de compra, el primero de los cuales lo recibiría en noviembre, a los que se añadirían 8 más alquilados a Air Lease Corporation a partir de julio de 2019. Desde Madrid sus planes iniciales consistían en volar a Nueva York/Newark (diariamente a partir del 19 de julio), Toronto (a partir del 16 de agosto, con cuatro enlaces semanales) y Boston (el 17 de agosto, con tres). La aerolínea también ha planificado líneas de largo recorrido desde Berlín, Bruselas y Frankfurt y ya vuela desde Londres y París con Airbus A321neo a América. Contaba con 5 A321 e iba a recibir próximamente 1 más, así como pretendía incorporar este año 2 A321LR (Long Range), variante de la que era cliente de lanzamiento, todos ellos de 198 plazas, 16 de las cuales en clase ejecutiva; así como 3 737-700 de 148 asientos y 7 -800 de 189, a los que se añadiría ‘uno más.

Fotografía: Boeing 737-700 de la danesa Primera Air.

Relacionados