Ethiopian se consolida como el principal grupo de aviación en África

Ethiopian Airlines, certificada por Skytrax como aerolínea global de cuatro estrellas, lanza junto al Gobierno de la República del Chad una nueva aerolínea nacional, en la que controlará el 49 por ciento y el Estado de esa nación el 51 en el marco de su plan estratégico “Vision 2025”, destinado a convertir a la aerolínea en el principal grupo de aviación en África. Recoge, como uno de sus principales objetivos, reforzar las conexiones nacionales en su Continente. En este sentido, la compañía ha formalizado un convenio con el gobierno de la República del Chad para operar su nueva aerolínea nacional. Entró en funcionamiento el 1 de octubre de 2018 y Ethiopian suma así nuevas rutas y fortalece su presencia en África, objetivo clave de su plan estratégico para los próximos quince años.

El plan también tiene previsto crear seis centros de negocio en el continente: Ethiopian International Passenger Service, Ethiopian Regional Service, Ethiopian Cargo, Ethiopian MRO (Maintenance, Repair and Overhaul), Ethiopian Aviation Academy, Ethiopian In-flight Catering Service y Ethiopian Ground Services. Gracias a su estrategia de centros de distribución de tráfico múltiples en África, tiene capacidad para operar en varios centros logísticos en Lomé (Togo), con Asky Airlines; y en Lilongwe (Malawi) con Malawian Airlines, a las que se suman participaciones en las líneas aéreas nacionales de Zambia y Guinea. Además, está previsto que, próximamente, se formalice un acuerdo para el lanzamiento de una aerolínea en Mozambique, en condiciones similares a las alcanzadas en Chad.

Ethiopian es la aerolínea más rentable y de más rápido crecimiento en África. En sus más de setenta años de operación, se ha convertido en uno de los principales operadores del Continente, sin rival en eficiencia y éxito operativo. Controla la mayor parte de la red panafricana de pasajeros y carga, operando la flota más moderna y joven a más de 110 destinos internacionales, tanto de pasajeros como mercancías, en los cinco continentes. Su flota incluye Airbus A350, el Boeing 787-8 y -9, 777-300ER, -200LR y -200F carguero, Bombardier Q-400 y otros, con una flota con edad media de cinco años. De hecho, fue la primera aerolínea africana operar estos aviones. Ha registrado un crecimiento de un 25 por ciento de media anual en los últimos siete años.

Fotografía: Boeing 787 de Ethiopian.

Relacionados