El aeropuerto de Vigo puso en funcionamiento su nuevo ILS

El sistema de aterrizaje por instrumentos ILS (Instrument Landing System) de Categoría III (la máxima de este tipo de sistemas) del aeropuerto de Vigo entró en servicio tras ocho semanas de trabajos para la renovación de la instalación. Ha estado fuera de servicio debido a la necesaria sustitución de los equipos, por acercarse el final de su vida útil, y las obras han avanzado a buen ritmo. La ejecución se planificó para los meses de mayo y junio, por ser en los que históricamente, con los datos meteorológicos de los últimos siete años, se producen menos horas de baja visibilidad. Esta planificación se comunicó a principios de año a las compañías aéreas con el fin de que tuviesen en cuenta la desconexión del sistema en la programación de sus vuelos, que es de vital importancia para esa instalación, ya que proporciona información a los pilotos en el momento del aterrizaje, cuando la visibilidad en el aeropuerto es baja y no permite hacer la maniobra de manera visual.

Con el nuevo ILS dispone de la más avanzada tecnología para proporcionar información a las aeronaves en vuelo y permitir al piloto operar con seguridad en las peores condiciones de visibilidad. Durante estas ocho semanas, 165 vuelos han tenido que ser desviados o cancelados por las compañías aéreas debido a la baja visibilidad, de un total de 1.982 operaciones programadas, lo que supone alrededor de un 8 por ciento. Este hecho se ha debido a las malas condiciones meteorológicas producidas principalmente en el mes de junio, muy por encima de la media de los últimos años. De hecho, si bien en mayo el número de días de niebla ha sido similar, en junio la cifra se ha disparado, pasando de alrededor de 9 días en los que este fenómeno sólo se manifestaba durante una o dos horas por la mañana, a 16 días, en los que la baja visibilidad ha durado entre media jornada y la completa, lo que no ha permitido recuperar la operación.

Fotografía: El ILS de Vigo.

Relacionados