Las huelgas de controladores de tráfico aéreo están destruyendo el tráfico aéreo y la economía de Europa

Airlines for Europe (A4E) la asociación de aerolíneas más grande de Europa, alerta sobre el  aumento en las huelgas de control de tráfico aéreo (ATC) en Europa, que ha causado estragos en las aerolíneas, sus pasajeros y los negocios. El 2018 se está convirtiendo en uno de los peores en cuanto a las huelgas de ATC en Europa. En lo que va del año las aerolíneas miembros de Airlines for Europe (A4E) se han visto obligadas a cancelar aproximadamente 5.000 vuelos como resultado de las huelgas, impactando a alrededor de 784.000 pasajeros en Europa. A su vez, millones de viajeros se han visto afectados por retrasos en los vuelos causados ​​por desviaciones del espacio aéreo y el efecto dominó que esto provoca en las operaciones de las aerolíneas.

Según Eurocontrol, 39.000 vuelos – lo que equivale a alrededor del 30% del total de retrasos en ruta en el mes de mayo – sufrieron demoras debido a las huelgas de ATC. De acuerdo a las estimaciones de esta entidad, el total de minutos de retraso aumentará un 53% en 2018 en comparación con 2017 producto de las huelgas y la falta de capacidad (14,3 millones en 2018 frente a 9,3 millones de minutos en 2017).

Las huelgas de ATC tienen un impacto negativo muy importante en los pasajeros, las economías europeas y el medio ambiente. También infringen el principio de libre movimiento de personas y bienes en Europa porque:

  1. Los viajes de los pasajeros y las cadenas de suministro se ven severamente afectados.
  2. Las desviaciones para evitar el espacio aéreo cerrado hacen que los vuelos sean más largos con el consecuente aumento en el consumo de combustible y en las emisiones de CO2.
  3. El turismo es la industria más afectada debido a que las cancelaciones de vuelos impactan a importantes destinos turísticos poniendo riesgo a pequeñas y medianas empresas.
  4. Las aerolíneas están obligadas a pagar los pasajeros una compensación por los retrasos y reubicarlos en vuelos alternativos. Esto provoca una significativa alteración en los planes de viaje de las personas y en la operación de las aerolíneas. Las compañías no tienen derecho a recuperar estos costes de los proveedores de ATC a pesar de ser los responsables de la situación.

Un informe de PriceWaterhouseCoopers (PwC) demostró que entre 2010 y 2017 el impacto de las huelgas de ATC en la economía de la Unión Europea fue de alrededor de €13.400 millones*. El verano pasado, la Comisión Europea señaló que desde 2005 se han producido unas 357 huelgas de ATC en la UE, de las cuales 254 han tenido lugar en Francia (**).

Willie Walsh, consejero delegado de IAG, expresó: “IAG y Ryanair están considerando presentar una reclamación ante la Comisión Europea ya que las huelgas de ATC representan el mayor desafío que enfrenta nuestra industria. Estas huelgas están destruyendo el tráfico aéreo europeo y tienen un enorme impacto en los consumidores. Es realmente una frustrante causa de disrupción que afecta a todas las aerolíneas, pero en particular impacta de forma significativa a la economía y el turismo de España. Las continuas huelgas de los controladores de tráfico aéreo de Marsella tienen una desproporcionada repercusión en las aerolíneas que operan desde Barcelona ya que ellos controlan los vuelos sobre la mayor parte del espacio aéreo del Mediterráneo. En el caso de Vueling, esto afecta al 50% de sus vuelos. La Unión Europea debe actuar de inmediato para proteger los derechos de los consumidores y prevenir un daño económico a largo plazo de las economías europeas.”

Michael O’Leary, consejero delegado de Ryanair, expresó: “Estas disrupciones son completamente inaceptables y hacemos un llamamiento a los gobiernos y a la Comisión Europea para que actúen con urgencia y de forma decisiva para garantizar que los proveedores de ATC tengan el personal necesario y que los sobrevuelos no se vean afectados cuando las huelgas tienen lugar a nivel nacional, tal y como ocurre reiteradamente en Francia.”

O’Leary prosiguió: “Los proveedores de ATC en Europa se están acercado al punto de colapso con cientos de vuelos siendo cancelados diariamente debido a las huelgas de ATC o a la falta de personal necesario. La situación es particularmente complicada durante los fines de semana cuando los proveedores de ATC británicos o alemanes se escudan en condiciones climáticas adversas y utilizan eufemismos tales como “restricciones de capacidad” cuando la realidad es que ellos no están asignando el personal necesario para cubrir los turnos para atender el número de vuelos programados”.

“Es urgente que se adopten medidas de forma inmediata por parte de los gobiernos del Reino Unido y Alemania, así como por parte de la Comisión Europea, de lo contrario miles de vuelos y millones de pasajeros se verán afectados especialmente en los meses de alta temporada de julio y agosto, a menos que la crisis de personal de ATC sea resuelta”.

Con el fin de abordar las continuas disrupciones provocadas por las huelgas de ATC,  A4E ha propuesto una notificación de huelga individual obligatoria con una anticipación mínima de 72 horas, la protección de los sobrevuelos asegurando, al mismo tiempo, que no sea en detrimento de los servicios domésticos y una garantía de servicios mínimos que deben proporcionarse. La reclamación de IAG y Ryanair planteará que, al no proteger adecuadamente los vuelos sobre Francia, se infringe la legislación de la UE.

“Durante los últimos meses hemos trabajado de forma constructiva con representantes del gobierno y del parlamento francés con el fin de establecer una solución a largo plazo a estas disrupciones. En este contexto y en representación de nuestros pasajeros, hacemos un llamamiento al gobierno francés para que resuelva este asunto antes de la temporada alta de verano”, afirmó Thomas Reynaert, director general de A4E. Los consumidores también pueden exigir una acción más rápida por parte de los representantes políticos de la UE al firmar la petición online de A4E: www.keepeuropesskiesopen.com  La petición se presentará a las autoridades pertinentes en Bruselas y en las capitales de la UE a fines de 2018.

 (*) Informe de PriceWaterhouseCoopers sobre el impacto económico de las huelgas ATC en la UE: https://a4e.eu/wp-content/uploads/2016/10/A4E-Economic-Impact-ATC-Strikes-Final-Report_160929-vf.pdf

(**) Informe de Comisión des finances du Sénat http://www.senat.fr/rap/r17-568/r17-5681.pdf

Relacionados