Cambios en el capital de Volotea

Volotea renovó su accionariado, al salir CCMP y Corpfin, que participaban desde la creación de la compañía en 2011, del capital, vendiendo su participación a cinco fondos de inversión y “family offices”. En esta operación, el equipo directivo, encabezado por Carlos Muñoz (consejero delegado) y Lázaro Ros (consejero) –que controlaban el 26 por ciento- tuvieron que incrementar su porcentaje y no ha supuesto la entrada de dinero en la firma. En la transacción se ha valorado la sociedad, que facturó 300 millones de euros en 2017, en unos 250. La aerolínea de bajos costes está especializada en conexiones entre ciudades medianas y el pasado ejercicio transportó a 4,8 millones de personas y prevé crecer un 21 por ciento en 2018. Opera 293 rutas entre treces países europeos y el pasado año, a raíz de la situación en Cataluña, trasladó su sede de Barcelona a Asturias.

En lo que va de año, la compañía estrenó 58 nuevas rutas y cuenta con una flota de 32 Boeing 717-200 y Airbus A319. Hasta donde se sabe, Meridia Capital compró un 10 por ciento del 49 que CCMP poseía, mientras que Corpfin controlaba el 25, junto con Axis Participaciones Empresariales, que permanece en el capital. Los cinco nuevos socios son los estadounidenses Elysium y HRS Management –que parece que poseen el 49,9 por ciento- y los europeos Meridia Capital, Rijn Capital y Rocinante. La aerolínea prefirió no desvelar cómo queda la estructura accionarial tras estos cambios. Volotea intentó salir a Bolsa en 2016, al igual que lograron Muñoz y Ros en Vueling antes que fueran cesados por sus socios de referencia (especialmente Planeta), dada la situación financiera, que condujo a su fución con Clickair y a la compra por Iberia, pero la operación fracasó y podría reanudarse.

Esta operación se remonta al pasado otoño, cuando los fundadores contrataron a Morgan Stanley para buscar comprador para las acciones de CCMP y Corpfin, que querían salir de la compañía tras haber abortado la salida a bolsa. Muñoz reconoció recientemente la potencial desventaja al tratar con fondos de inversión que “en algún momento tienen que desinvertir” pero que son “excelentes socios” que han ayudado a “desarrollar mucho” sus operaciones. Sus planes ahora consisten en intentar de nuevo la salida a Bolsa en 2020 o 2021. David Torralba, socio de Meridia –fondo de Javier Faus, suma así la cuarta participada de su fondo de capital privado, levantado en 2016 con 100 millones de euros –, destacó que la inversión en Volotea es atractiva por su “modelo de negocio único, la estrategia diferenciada de rutas y el equipo directivo”.

Fotografía: Boeing 717-200 de Volotea (foto Antonio Camarasa).

Relacionados