Pilotos de Adventia simulan cómo llegar de Barajas al JFK de Nueva York con un solo motor

¿Qué procedimientos debe seguir un piloto comercial cuando su aeronave sufre el fallo en uno de sus motores entre Madrid y Nueva York?. ¿Cómo se debe actuar en una situación de emergencia  si afecta, especialmente, a un componente crítico? Éstas han sido dos de las preguntas a las que los estudiantes de la escuela de pilotos Adventia se han enfrentado en la segunda sesión del programa Real Class.

La iniciativa, impulsada por el Club de Alumnos de Adventia, con la colaboración del sindicato SEPLA y de la escuela salmantina, ha requerido en esta ocasión de la participación continua de los futuros pilotos en el análisis de una situación a la que pueden enfrentarse alguna vez durante sus carreras profesionales: un fallo de motor. Se han analizado las claves de una situación como un fallo de un componente durante un vuelo entre los aeropuertos de Madrid-Barajas y JFK de Nueva York, que posteriormente obligó a la tripulación a desviar la aeronave a uno de los aeropuertos alternativos.

Una sesión que ha desgranado pormenorizadamente qué acciones tuvo que tomar la tripulación para resolver la incidencia en vuelo con seguridad, haciendo hincapié en los procedimientos de despacho y la normativa de vuelo ETOPS. Para ello, los estudiantes de Adventia han repasado los modelos de toma de decisiones en cabina, aplicándolos a este caso concreto, así como los procedimientos ante contingencias específicas en un espacio aéreo de características tan especiales como es el Atlántico Norte.

Relacionados