Aerolíneas Argentinas bajó sus gastos

Aerolíneas Argentinas consiguió una importante reducción de gastos motivada por una completa revisión y negociación de todos elementos que componen el sistema de costos y de la renegociación con los empresas proveedores de servicios y productos. Sus máximos responsables indican que el objetivo es la rebaja de los subsidios que se le piden al Estado, que fueron de 700 millones de dólares en el año 2015 y en el pasado 2017 de 170 millones de dólares, esperando para el ejercicio en curso que caigan a  90 millones. Las negociaciones con Embraer permitieron que el monto por la obtención de repuestos  se mantenga en una cifra de 2,5 millones anuales; en lo que respecta a los propulsores de los aviones se ahorran 2 millones por año, gracias a un control más exhaustivo  de los métodos de trabajo y los recortes también alcanzaron a temas como la fumigación y utilización de insecticidas de uso aeronáutico, que implicó un ahorro de más de 200.000 dólares, así como en consumibles aeronáuticos se alcanzó una merma de 1,5 millones. Con respecto al uso de hoteles por parte de las tripulaciones, las renegociaciones permitieron ahorros de más de 1 millón de dólares, a la vez que un mayor control en los alimentos implicó 5 millones de dólares (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Buenos Aires)

Relacionados