Binter defiende el sistema de bonificación para residentes

Binter, como la mayor parte de las compañías aéreas españolas, forma parte de ACETA (Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo), en cuyo seno ha mantenido una política activa en defensa del actual sistema de subvenciones frente a los intentos de algunas aerolíneas de introducir variaciones que, mejorando su posición, empeoraría significativamente las facilidades de las que hoy dispone el pasajero para disfrutar de la subvención. ACETA ha trabajado en los últimos meses en la propuesta de una serie de cambios de menor importancia en la actual normativa que regula el sistema de bonificación de billetes aéreos a pasajeros residentes, con el objetivo de solventar problemas puntuales y facilitar la gestión de las bonificaciones tanto para el pasajero, como para las compañías aéreas y la propia Administración.

Recientemente, como resultado de lo anterior, remitió a la autoridad competente en el Gobierno, la Dirección General de Aviación Civil),un escrito solicitando que se estudiase la conveniencia de actualizar la ley en vigor e introducir esos cambios menores. La postura de Binter, compartida por varias otras empresas, mantenida siempre en ACETA, ante la Administración y en todos los estamentos públicos y privados, ha sido la de que el actual sistema de bonificación a los residentes ha sido muy beneficioso para el transporte interinsular en general y, por encima de todo, para la movilidad de los pasajeros que lo utiliza. Por ello ha manifestado que este modelo debe ser consolidado y, si fuera posible, mejorado en un futuro, en aras de una mayor comodidad y mejora de la experiencia para los viajeros, así como para garantizar la transparencia en su utilización, previniendo un uso incorrecto de las subvenciones, como ya ocurrió en el pasado por parte de algunas aerolíneas y cuyos actuaciones están a día de hoy judicializadas.

Binter es la compañía aérea de España a la que más le impacta las bonificaciones a los residentes por la naturaleza principalmente interinsular de su actividad, por lo que es consciente que el sistema en vigor conlleva incomodidades y cargas burocráticas y administrativas para las aerolíneas, teniendo que hacer frente, adicionalmente, a profundas inspecciones por parte de los ministerios de Fomento y de Hacienda fruto del fraude cometido por otras aerolíneas, como ha sido notorio en el caso de la desaparecida Islas Airways y de Air Europa, si bien la compañía canaria no las menciona. En su caso, todas las inspecciones hasta hoy han sido satisfactorias.

No obstante, como no podía ser de otra forma, Binter ha colaborado y lo seguirá haciendo a fin de asegurar que el modelo de bonificación a residentes se perfecciona y sirve para garantizar que la competencia no se distorsiona, como ocurrió en épocas pasadas. Por todo lo anterior, considera que los beneficios para la sociedad canaria del sistema actual son muy superiores a los que pudieran derivarse para la empresa si el modelo cambiara, por lo que valora como apropiado y defiende el actual esquema y las acciones del Ministerio de Fomento encaminadas a garantizar el buen uso del mismo y la prevención del fraude.

Fotografía: ATR 72 de Binter (foto Antonio Camarasa).

Relacionados